•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ser campeón de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) representa un doble sacrificio para Félix “El Gemelo” Alvarado. Marcar 108 libras de por sí es un suplicio, pero ese sufrimiento se duplica cuando el organismo exige que el día de la pelea, los boxeadores se sometan a un segundo pesaje por la mañana en el que no deben marcar más de 10 libras por encima de la categoría.

El viernes, Alvarado marcó 107.3 libras, y en el segundo pesaje dio 115. Félix tuvo que reprimirse de alimentarse libremente por respeto al reglamento de la FIB. “El Gemelo” venció a Reiya Konishi este domingo por decisión unánime; sin embargo, en el ring, se vio un poco mermado físicamente, con menos velocidad, en comparación con el combate anterior cuando se coronó contra Randy Petalcorin en Filipinas.

“Tengo que analizar con mi esquina el tema de la rehidratación. No me sentí totalmente recuperado, tengo que ver cómo mi cuerpo está asimilando la categoría, me sentí un poco incómodo, me sentí lento. Sentí pesadez en el estómago.  Si no he llegado con excelentes condiciones la pelea se hubiese complicado porque Konishi llegó bien preparado”, dijo un Alvarado en tono sincero.

Prefiere unificar con Kyoguchi

Con 30 años, “El Gemelo” es consciente que el tiempo está en su contra. Sufrir con la categoría es el precio que debe pagar para exprimir al máximo económicamente ese cinturón. La incógnita es ¿cuánto tiempo más soportará el cuerpo de Alvarado? 

“Estoy tratando de aprovechar este título, pero soy honesto, la categoría me afecta demasiado, pero debo ver con mi equipo que hacer en la próxima pelea”, aseguró el campeón pinolero de la FIB.

Al “Gemelo” le gustaría enfrentar a un peleador japonés por encima de Ángel “Tito” Acosta, campeón boricua de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). “Me gustaría unificar título con Hiroto Kyoguchi, porque eso me generaría una gran bolsa. Pelear con el boricua Acosta desde el tema mediático, sería grandioso, pero no ganaría el mismo dinero que enfrentar a un nipón”, finalizó.