•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Envuelto en un manto de justificado triunfalismo, Félix Alvarado, el campeón de las 108 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), ha manifestado su interés de unificar títulos con cualquiera de los monarcas de la AMB, OMB o CMB, en busca de darle continuidad a su gran momento. Sin embargo, debe estar consciente de que tal objetivo le será una ecuación compleja de resolver, pues los otros campeones de la categoría, según sus récords, sus posiciones en los distintos rankings mundiales y los videos de sus peleas, representan un riesgo mayúsculo. 

Los cuatro candidatos para unificar son los japoneses Ken Shiro, campeón del Consejo Mundial de Boxeo, Hiroto Kyoguchi, súper campeón de las 108 libras en la Asociación Mundial de Boxeo; además del puertorriqueño Ángel Acosta, monarca de la Organización Mundial de Boxeo; y del venezolano Carlos Canizales, quien funge como el campeón regular de la AMB. Los dos asiáticos dan la impresión de ser una misión imposible, Acosta parece un adversario al alcance, pero difícil, y Canizales un rival propicio para “El Gemelo”. 

l. Es muy probable que Alvarado, con una preparación que le permita alcanzar una condición física de máximo nivel . Archivo/END

Dos fieras

Ken Shiro es un pugilista con altas valoraciones, tanto que para la revista The Ring y para el especialista en boxeo de ESPN, Dan Rafael, es el número uno de la categoría en el mundo. Su récord de 15 victorias (8KO) sin derrotas y sus cinco defensas del título del CMB que le arrebató al mexicano Ganigan López el 20 de mayo del 2017, hablan muy bien de su calidad.  A esto súmenle que todas sus defensas las ha ganado con gran comodidad y que la mitad de ellas han sido ante rivales con récord de 30 o más triunfos, como el azteca Pedro Guevara, el propio Ganigan López y el filipino Milan Melindo. Es un campeón sólido y puede ser muy riesgoso para Félix enfrentarlo.

El otro japonés, Hiroto Kyoguchi (12-0, 9KO), también es cosa serie, tan así que enfrentarlo puede ser equivalente a ser candidato a la derrota. Es un boxeador de 25 años que en apenas su octava pelea se coronó campeón de las 105 libras en el casillero de la FIB ante José Argumedo, y que el 31 de diciembre del 2018, en su combate número 12, se coronó súper campeón de la AMB en las 108, superando a Hekkie Budler. Para Dan Rafael es el segundo mejor de la categoría a nivel mundial y ostenta el título de la prestigiosa revista The Ring, por encima de Shiro. En Nicaragua se le recuerda por haber noqueado en siete asaltos a Carlos “Chocorroncito” Buitrago. También es una opción poco recomendable para “El Gemelo”.

 Alvarado superó por igual vía en la primera defensa de su título.Archivo/END

Opciones viables

El campeón puertorriqueño de la OMB, Ángel Acosta, podría ser el candidato a buscar por Félix Alvarado y la gente que lo dirige. No es que sea un rival fácil, sino que carece de técnica, aunque eso sí, tiene una pegada fuera de serie, lo que se evidencia en su porcentaje de nocauts (95%). Acosta ha ganado 20 peleas y todas las ha resuelto antes del límite, incluyendo la que sostuvo con Buitrago, a quien noqueó en el round 12. Su única derrota ocurrió en el 2017, cuando fue superado de forma unánime por el japonés Kosei Tanaka, en su primera oportunidad por un título mundial. Es muy probable que Alvarado, con una preparación que le permita alcanzar una condición física de máximo nivel y con notables mejorías en su defensa, pueda superarlo. Según Dan Rafael, Acosta es el tercero entre los mejores de la categoría, mientras que para The Ring es el quinto. 

El otro candidato, y quizás el que menos entra en las consideraciones de Alvarado y su equipo, es el venezolano Carlos Canizales, el campeón regular de la AMB. Su récord de 21 victorias sin derrota y un empate, con el agregado de 17 nocauts, impresiona. Canizales, cuarto en el ranking de The Ring (un puesto por debajo de Félix), empató con Ryoichi Taguchi en su primera oportunidad titular el 31 de diciembre de 2016,  y se coronó campeón mundial el 18 de marzo del año pasado, superando de forma unánime a Reiya Konishi, el mismo al que recientemente Alvarado superó por igual vía en la primera defensa de su título. Puede ser un rival accesible en lo boxístico, pero no llamativo en cuanto a lo mediático y lo monetario.