•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando aparece en escena un novato con la explosividad mostrada por el bateador derecho de 24 años, Pete Alonso, obligando a colocarlo como cuarto bate, no hay que perderlo de vista. Puede que 46 juegos no sea un recorrido lo necesariamente extenso para un diagnóstico seguro, pero sí para darle forma a una expectativa, por ahora en crecimiento. Alonso, quien en el 2018 con el Binghamton en Doble A y Las Vegas en Triple A, descargó 36 jonrones impulsando 119 carreras en 574 turnos, es el debutante más ruidoso de las mayores este año con 15 jonrones y 35 empujadas, registrando 259 puntos. Alonso, que se eleva 6 pies 3 pulgadas, solo recibe 588,000 dólares, pero los Mets, que están viendo desaparecer como posibilidad el retorno del múltiple fracturado Yoenis Céspedes, podrían apresurarse en ofrecerle un contrato largo, como hicieron los Rays de Tampa con Brandon Lowe, todavía con estatus de novato por un turno que le hizo falta el año pasado. ¿Estará Alonso en su primer Juego de Estrellas? Esa es otra expectativa.

Dos aprieta tuercas

Como lanzadores, las primeras huellas trazadas por los derechos Chris Paddack de los Padres de San Diego y Mike Soroka de los Bravos de Atlanta, están siendo lo suficientemente profundas e inevitablemente obligan a entrar en consideraciones sobre sus proyecciones… El balance de Paddack, de 23 años, con estos nuevos Padres que tienen a otro novato interesante, tal lo es Fernando Tatis Jr., y cuentan con el aporte de Manny Machado, es de 4 triunfos y 2 reveses, mostrando 1.93 en efectividad a lo largo de 51 entradas y un tercio; en tanto Soroka de 21 años y medio, trabajando desde la colina de los Bravos de Atlanta, gana 5 y pierde 1 en 7 aperturas con el minúsculo 1.01 en carreras limpias en 44 episodios y dos tercios. A Paddack le conectan 4 jonrones y solo uno a Soroka. La bola rápida de ambos tiene deslizamientos entre 93 y 94 millas por hora.

¿Y Guerrero? 

El novato previamente más promocionado, Vladimir Guerrero Jr. se atrasó en debutar por el problema de una lesión que sufrió en el entrenamiento primaveral, y cuando estuvo listo comenzó lento, pero logró cerrar agujeros en su swing y disparando cuatro jonrones en una semana, hizo sentir lo que puede ser su capacidad de producción, aunque su porcentaje de 235 puntos sigue preocupando pese al poco tiempo de actividad, disparando 16 hits y ponchándose 13 veces… Otro novato que está atrapando la atención es Michael Chavis de 23 años, infielder de los Medias Rojas de Boston, quien en 26 juegos, conecta 9 cuadrangulares, remolca 24 carreras y registra 296 puntos. Nick Senzel de los Rojos de Cincinnati, vencedor de tantos problemas musculares, conectó tres jonrones en sus primeros 4 juegos, pero se detuvo y sus cifras después de 16 partidos y 68 turnos, son discretas.