• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Cody Bellinger, inspirado y destructivo, está atravesando por una gran temporada en este 2019, funcionando como motor de los Dodgers, líderes del Oeste en la Liga Nacional. Novato del año en el 2017, conectando 39 jonrones y remolcando 97 carreras, Bellinger no pudo dar un salto al estrellato en su segundo año, aunque sus 25 cuadrangulares y 76 impulsadas fueron estimables, pero lo está haciendo ahora batallando intensa y sorprendentemente por las tres coronas ofensivas. En poder y producción, lo de Bellinger hasta hoy, con 19 jonrones -solo dos detrás de Christian Yelich- y 49 empujadas -una más que Josh Bell-, no provoca asombro, pero haberlo visto sostenerse casi dos meses sobre los 400 puntos, y permanecer al frente de los bateadores en el viejo circuito con .383 puntos, si es algo inesperado después de registrar promedios prudentes de .267 y .260 puntos, con una frecuencia de ponches preocupante pero tolerable, considerando que es una característica en la mayoría de los sluggers, concentrados en el bateo largo.

Esos escopetazos

El domingo, mientras los Dodgers con una arremetida de seis carreras en el cierre del sexto, aprovechando la salida de Jacob DeGrom, borraban una desventaja de 3-2 para terminar imponiéndose 9-5, permitiéndole a Clayton Kershaw apuntarse su quinto triunfo sin revés en ocho inicios, Bellinger ofreció un show desde el jardín derecho sacando out en el plato a Michael Conforto en el primer inning, y también a Carlos Gómez en tercera base durante el octavo episodio, completando un doble play. Su jonrón contra DeGrom en la tercera entrada, el número 19 que dispara este año, contribuyó en la ofensiva de 17 imparables disparados por los Dodgers…Los dos tiros agranda ojos de Bellinger con la “marca” de Clemente, fueron de aire al plato y la antesala, con mayor majestuosidad el último en una jugada tan cerrada que obligó a la revisión para confirmar la sentencia. “No se trata solo de exhibir un brazo poderoso, sino de realizar los disparos con precisión”, dijo el mánager Dave Roberts, sobre las asistencias 6 y 7 de Bellinger en lo que va de la temporada.

Zambullida de Betts

En Boston, por encima de los jonrones 10 y 11 de J.D. Martínez, los reflectores fueron hacia la atrapada realizada en el inicio del quinto inning por Mookie Betts sobre un batazo de Jason Kipnis, pre-etiquetado como extrabases. Betts que hace de todo y todo lo hace bien, se desplazó unos 15 metros hacia su derecha antes de lanzarse por la pelota y atraparla aterrizando en beneficio del picheo de Rick Porcello, durante una clara victoria de los Medias Rojas 12 por 5 contra Cleveland…En Yanqui Stadium, la multitud abucheó a Manny Machado, uno de los dos peloteros con contratos sobre los 300 millones, quién no tomó una oferta yanqui y prefirió -por más plata-, firmar con San Diego. No hay lamentos por esa decisión porque Gleyber Torres, que batea cuatro jonrones más que Machado (13-9), impulsa tres carreras más (29-26) y lo supera en porcentaje (290-267) se ha instalado en el campo corto mejorando en la gestión defensiva…Finalmente, Christian Yelich que abrió la temporada jonroneando en cada uno de los 4 juegos del mes de marzo con Milwaukee y agregó 10 en abril, disparó el fin de semana su número 21, cifra líder en Las Mayores.