• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Víctor Duarte, uno de los peloteros claves del equipo Frente Sur Rivas y de los de mayor rendimiento en el presente Campeonato de Beisbol Superior Germán Pomares Ordóñez podría tener sus días contados en el conjunto de la Ciudad de los Mangos.

El pelotero, confirmó a El Nuevo Diario que recibió recientemente una atractiva oferta de trabajo en los Estados Unidos y que la fecha tentativa del viaje sería en la primera semana de julio.

“La oferta es para jugar en una liga de softbol, que promueven nicaragüenses en Virginia e incluye un trabajo y como es de imaginarse, hay una mejor remuneración económica y uno piensa también en el futuro de su familia, pero aún no he tomado una decisión”, explicó el jardinero del Frente Sur.

Víctor Duarte. Archivo/END

Duarte es el tercer mejor bateador del Pomares con .418 puntos y es superado únicamente por el líder de los bateadores Dwight Britton con .453 y Juan Blandón de Jinotega con .430. En cuanto a jonrones, es sublíder con nueve junto con él leonés Norlando Valle.

En su equipo es el máximo impulsador de carreras con 37 y es segundo en anotadas con 31, solo superado por Carlos Vanegas que tiene 40, y en cuanto a imparables conectados está entre los mejores de la Liga con 56. Si Duarte decide marcharse a Estados Unidos, dejará un gran vacío en su equipo, de cara a la segunda vuelta del Campeonato.

Condiciones para quedarse

Según Duarte, las posibilidades de quedarse en el país y seguir jugando con el Frente Sur “van a depender de la oportunidad que me den en la Selección Nacional y en la Liga Profesional, pero veo remoto ese chance, por que en años anteriores tampoco me han dado la oportunidad y uno tiene que buscar el bienestar económico de la familia”, explicó.

Duarte recordó que el 26 de junio de año pasado también se fue a trabajar a Estados Unidos, tras recibir la oferta de ir a jugar a la liga de softbol de Virginia, y que gracias a su buen desempeño están requiriendo nuevamente de sus servicios.

El pelotero explicó además que la liga en Estados Unidos tarda 4 meses y que en esta ocasión su familia le ha manifestado que tenga un poco de paciencia, “que no me vaya todavía porque estoy peleando lideratos de bateo y jonrones, pero todo dependerá de un chance en la Selección y la Liga Profesional”, concluyó.