•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Con un batazo incómodo en lo profundo del short stop, el receptor de los leones de León, Adolfo Matamoros, logró aterrizar este domingo al club de bateadores de mil hits en la historia del beisbol nacional de primera división.

El histórico batazo de Matamoros llegó en la parte inicial del sexto innings, en un partido que ganó Estelí al equipo de León 8 carreras a 7, en el estadio Rufo Marín de la ciudad norteña, pero la derrota no opacó el festejo del receptor originario de Malpaisillo y sus compañeros de equipo.

El hit mil lo conectó al relevista de Estelí, Jeyner Urrutia, ya con dos outs y corredor en segunda estuvo a punto de esfumarse por una buena jugada que hizo el short stop Omar Obregón, ya que logró atrapar la pelota en el fondo del abanico. “Tuve que imprimirle velocidad a mis piernas para llegar quieto a primera”, refirió Matamoros.

El enmascarado de los felinos se convirtió a sus 41 años en el pelotero número 58 que aterriza en la barrera de los mil hits y confirmó a El Nuevo Diario, que el batazo se lo dedica al mánager de Chinandega, Jorge Herrera.

“En el 2018, me separó del equipo de Chinandega por represalias y me dijo que nunca llegaría a los mil hits, pero Sandor Guido y el equipo de León me dieron la oportunidad de jugar este año y me propuse alcanzar esta cifra anhelada por todo pelotero y gracias a Dios lo conseguí y dedico el batazo a Jorge Herrera”, relató Matamoros.

Matamoros debutó en la pelota nacional con el equipo de León en 1996 y está en su temporada número 20, según sus palabras, el haberse ausentado en las temporadas 2007, 2008, 2013 y 2018 le había impedido aterrizar y superar la barrera de los mil hits.

“En el 2007 y 2008 no jugué del todo en la primera división porque me fui a Italia, luego una lesión me afectó, y en el 2018 el mánager de Chinandega me separó porque yo defendía a los peloteros jóvenes del equipo”, expresó.