• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La amplia superioridad futbolística de Argentina sobre Nicaragua parece no intimidar al técnico Henry Duarte, quien en su afán por confirmarle a todos los avances técnicos tanto individuales como colectivos de la selección nacional, ha decidido saltar al terreno del Estadio San Juan del Bicentenario con los mejores once jugadores disponibles entre los 23 que convocó, y con un esquema que espera le permita desarrollar un juego ordenado y hasta propositivo, que a su vez acabe en la generación de oportunidades ante un rival que se perfila muy exigente en todos los sectores.

Dados los pronósticos de una goleada por la peligrosidad de los atacantes argentinos, no era un error pensar en un sistema de mayor carácter defensivo, sin embargo, Duarte, fiel a ese estilo de no arrinconarse si no de ser protagonista en el duelo, presentará un once que teniendo el balón pueda generar peligro con su velocidad, y que al perderlo pueda funcionar como un solo bloque en las labores recuperación y sostenimiento frente al empuje de los suramericanos, cuyo ataque se espera sea liderado por el capitán Lionel Messi, el mejor jugador imaginable.

El equipo titular

Para defender la portería del constante acoso que se espera ejerza el ataque argentino, Duarte escogió al experimentado arquero Justo Lorente, quien será respaldado por los centrales Luis Fernando Copete y el debutante Carlos Montenegro, además de los laterales Josué Quijano y Manuel Rosas, dos pilares de esta selección que quiere seguir produciéndole momentos memorables a la historia del futbol nacional. Con estos cinco personajes hay seguridad en el área, pero es casi seguro que no la suficiente para encarar a un rival con tantas figuras de gran talento y abundante experiencia en los grandes escenarios del futbol mundial.

Nicaragua tendrá en el rol de contención a Marlon López, jugador fogueado con la selección, y a Renato Punyed, quien juega en la segunda división del futbol noruego. Asimismo, tendrá como los encargados de las proyecciones a Juan Barrera y Carlos Chavarría, los rostro emblemáticos del combinado nacional en los últimos años, y a Byron Bonilla, quien goza de experiencia en el futbol costarricense. Todos ellos tendrán por delante a Jorge Betancur, quien tendrá la responsabilidad de definir cualquier oportunidad de gol que se le pueda presentar a la selección.

Sin temor

“No hay presión (por enfrentar a Messi y Argentina), solo motivación”, respondió el técnico Henry Duarte cuando fue consultado sobre el duelo de esta noche, de acuerdo con un comunicado compartido por la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut).

Al ser cuestionado sobre cómo espera sea el desarrollo del partido por parte de los argentinos, el estratega manifestó que “posiblemente Argentina busque anotar rápido para tratar de acomodar el juego a sus intereses”, mientras “nosotros trataremos de mantener nuestras ideas de juego, las que manejamos desde hace muchos partidos. La idea es mantener nuestro esquema sin importar el peso del rival”.