•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando vimos a Kawhi Leonard convertido en un huracán marcando 10 puntos consecutivos para adelantar a los Raptors 103-97, colocando a los Warriors contra la pared y el reloj, pensamos que todo estaba escrito. 

Sin embargo, el equipo de Golden State que perdió a Kevin Durant en el segundo cuarto, recibió una transfusión de última hora, y con los triples de Curry y Thompson, mezcla de sangre fría y precisión, se adelantaron 106-103 zigzagueando entre las angustias y resistieron el doble de Lowry para asegurar el desesperado triunfo 106-105, y hacer regresar la final a Golden State para el sexto juego, descartado Durant, pero reactivadas las esperanzas de un milagro. Los 20 triples en 42 intentos, fueron el factor clave para sobrevivir. Curry con 31 puntos y Thompson con 26, fueron los pilares. Leonard, que aceleró logró 26.

Durant estimulante

La presencia de Durant desde el inicio del juego, tenía significado, y el dos veces Más Valioso en las recientes dos finales, moviéndose sin apuro acertó dos triples, agregados a dos de Thompson y uno de Curry, mientras los de Golden State se adelantaban 19-12. Ahí estaba el tiro largo funcionando como el arma eficaz de los Warriors, pero los Raptors respondieron rápido y con Gasol productivo en la pintura y desde la línea de tiros libres, más las penetraciones de Leonard y el aporte de Siakam, tomaron ventaja 23-21, solo para volver atrás con el segundo triple de Curry 23-24. La ventaja estirada 27-24 por triple de Draymond Green, fue recortada por dos libres de Ibaka, pero dos tiros desde la línea y el tercer triple de Durant, más un doble cerrando de Curry, proporcionaron ventaja 34-28 a los Warriors.

Cede pantorrilla averiada

El equipo de Golden State galvanizado por doble y triple de Thompson, amplió en el inicio del segundo período 39-30, y después de un acercamiento de Toronto 39-35, la pantorrilla lesionada de Durant flaqueó, él cayó, y fue reemplazado después de estar en acción 12 minutos proporcionando 11 puntos… Entró Coussins y en 2 minutos agregó 7 puntos incluyendo un triple facilitándole a los Warriors ventaja de 11 (46-35). Las arremetidas de Toronto y las pérdidas de balón de Golden State, estrecharon la diferencia 57-56, pero un cierre con triple de Curry y doble de Looney, selló la primera mitad 62-56 a favor de los Warriors, con dificultades de ingreso, pero eficaces desde afuera con 11 triples por 2 de Toronto. Curry con 23 puntos y Thompson con 12 destacaban por Golden State con Gasol y Leonard marcando 15 y 13 en la otra acera. 

Una prudente ventaja 

Los Warriors pisaron el acelerador al ponerse en marcha el tercer cuarto con doble y triple de Thompson, y su ventaja fue de 11 puntos 67-56, y pronto de 12 (75-63), preocupando a las tribunas. Sin embargo, los Raptors lograron reducir drásticamente una diferencia de 14 puntos (77-63) con una racha de 10 para acercarse 77-73, aprovechando las constantes imprecisiones de Golden State, excesivamente apurado. Triple de Thompson y doble de Curry calmaron un poco los nervios con la pizarra 82-75. Leonard falló un libre mientras Iguodala se quedaba corto en un triple y los Warriors con ventaja de 84-78, sin ninguna seguridad sobre el próximo instante, entraron al último cuarto sobre arenas movedizas.  A esa altura, Curry con 26 puntos, era el mayor anotador de los Warriors y Gasol con 17, por los Raptors. Raramente, Leonard con 14. 

En el cierre, los Warriors que cuestionaron el arbitraje repetidamente, se vieron desbordados a ratos, pero por caer el telón y la cuchilla de la eliminación, se salieron del atáud para imponerse 106-105 y continuar en pie de guerra.