•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Carlos “Chocorroncito” Buitrago realizó varias sesiones de guanteo con Román “Chocolatito” González, quien fue un compañero de lujo durante la preparación y a la vez un informante de primera mano sobre las cualidades y debilidades de McWilliams Arroyo, a quien el tetracampeón pinolero derrotó por la vía de la decisión unánime en 2016 y que será el próximo rival de Buitrago.

Carlos intentará regresar a los primeros planos del boxeo mundial, cuando enfrente este sábado en Puerto Rico a Arroyo, quien es dueño del cinturón Latino de las 112 libras de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). El rival del pinolero lleva como ventaja su experiencia en la categoría, además de pelear ante su gente; mientras que el pinolero dejará las 108 libras, un peso en el que ha batallado con más frecuencia en los últimos años.

“Tuvimos tiempo suficiente para realizar esta preparación, así que esperamos que las cosas nos salgan bien. Román nos ayudó mucho en la preparación, sobre todo en la parte del guanteo. Pero además ‘Chocolatito’ nos aportó ideas para la estrategia, porque él conoce muy bien a McWilliams Arroyo, un rival al que ya enfrentó y derrotó”, afirmó Luis Escorche, entrenador de “Chocorroncito”.

“Román nos recomendó presionar a Arroyo desde el principio, porque él es un boxeador muy técnico y camina mucho sobre el ring. Arroyo, cuando sabe que enfrentará a rivales como Román y “Chocorroncito”, que buscan la pelea, él se dedica mucho a boxear”, explicó el adiestrador.

En las 112 libras

Sobre la estrategia del combate, Buitrago adelantó que pretende ocupar los dos primeros asaltos para ver qué ofrece su rival y quizás para constatar cómo responde su cuerpo en una división, en la que no está acostumbrado a batallar.

En febrero de este año, Buitrago derrotó en Costa Rica por decisión unánime a Gilmer Baules de Panamá, quien presentaba en ese momento récord de 7 victorias y 12 derrotas. El combate marcó el regreso a la división de las 112 libras para el pinolero.

“Ya Carlos (Buitrago) sabe lo que es pelear en 112 libras, de hecho él no se siente extraño en esa categoría, en este momento su cuerpo ya está adaptado al peso. Estamos preparados para salir a ganar round por round”, comentó Escorche.