•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El lanzador nicaragüense Dennis Martínez, forjador de un juego perfecto y segundo máximo ganador latino en la historia de las Grandes Ligas con 245 triunfos, fue escogido para dirigir al equipo de la Liga Nacional en la edición 21 del Juego de las Futuras Estrellas, evento que se realizará el próximo 7 de julio, en el Progressive Field, y que es parte de las actividades que se programan previo al Juego de Estrellas de Grandes Ligas, el cual se efectuará dos días después en el mismo escenario.

Dennis, el primer nicaragüense en haber llegado a las Grandes Ligas, tendrá como rival a quien fuera su compañero en los Indios de Cleveland, el miembro del Salón de la Fama, Jim Thome, cuya misión será dirigir al representativito de la Liga Americana. Tanto Dennis como Thome formaron parte de aquellos Indios de 1995 que llegaron a la Serie Mundial y la perdieron en seis juegos ante los Bravos de Atlanta de Greg Maddux  y Tom Glavine.

El lanzador granadino fue el primer nicaragüense en llegar a Grandes Ligas.  Archivo/END

Rodeado de figuras

Con la mirada puesta en guiar a su equipo a la victoria, Dennis Martínez armó un cuerpo técnico de lujo, con personajes como el entrenador de bateo Carlos Baerga (tres veces  All-Star y dos veces ganador del Bate de Plata en 14 campañas en MLB), el coach de picheo Charles Nagy (tres veces All-Star y ganador de 129 juegos en 14 temporadas en MLB) y el venezolano entrenador de tercera base Omar Vizquel (tres veces invitado al Juego de Estrellas y ganador de 11 Guantes de Oro). Todos ellos fueron compañeros del nicaragüense en los Indios.

Dado que el Juego de Estrellas de las Grandes Ligas se realizará en la casa del equipo de Cleveland, el Progressive Field, MLB decidió escoger a dos figuras destacadas de la historia de la organización para que estuvieran al frente de los equipos del Juego de Futuras Estrellas, que esta vez será de siete episodios.

Fue así que eligieron a Dennis y a Thome, figuras claves en aquel 1995, en el que los Indios cerraron la ronda regular como primer lugar de la División Central de la Liga Americana con un récord de 100 victorias con 44 derrotas y que en postemporada superaron a Boston y los Marineros, antes de perder la Serie Mundial contra Atlanta.

Dennis con cleveland

Dennis Martínez, que llegó a las Grandes Ligas en 1976 y se despidió en 1998, tras 23 temporadas en el máximo nivel, jugó con los Indios de Cleveland tres años (1994, 1995 y 1996). En ese recorrido realizó 72 aperturas y forjó un récord de 32 victorias con 17 derrotas y una efectividad de 3.58, como resultado de haber admitido 189 carreras limpias en 475.2 episodios lanzados. Ponchó a 230 rivales, otorgó 127 bases por bolas, le conectaron 462 hits, entre ellos 43 jonrones y completó 11 juegos.

La afición de Cleveland guarda celosamente en su memoria el juego en el que Dennis, agigantado y soberbio, superó al legendario Randy Johnson de los Marineros de Seattle, el 17 de octubre de 1995, garantizando con una actuación de siete episodios sin carreras, el pase de los Indios a la Serie Mundial, un logro que no conseguían desde hacía 41 años.

El 1 de noviembre del 2016, Dennis Martínez fue el encargado de realizar el primer lanzamiento en el sexto juego de la Serie Mundial entre los Indios de Cleveland y los Cachorros de Chicago. Estos últimos se coronaron en siete desafíos.