•  |
  •  |
  • END

*Román González (20 años, peso paja, 16-0, 16 nocauts): Para esta época, el año 2008, González podría, tranquilamente, ser dueño de un título mundial. El “Chocolatito” pega muy fuerte con ambas manos, y posee una fuerza fuera de lo común para un boxeador de 105 libras. También es dueño de una potente técnica. Quedó 6-0 en 2007, y comenzó a vencer a probadores de menos nivel, y entre los encuentros victoriosos está la derrota por nocaut en la primera ronda, en noviembre, ante Eriberto Gejon, quien perdió dos veces por decisión ante Yutaka Niida, en peleas por el título. El talentoso nicaragüense también venció a los ex retadores de títulos mundiales, Miguel Téllez en tres rounds, en julio, y José Luis Varela, durante el primer asalto, en mayo. Téllez llegó hasta el noveno round durante un enfrentamiento por el título ante Iván Calderón y Varela perdió por decisión ante Calderón. ¿Cuánto promete el futuro de González, quien acaba de firmar con Teiken Promotions de
Akihiko Honda de Japón? Cuando era amateur era uno de los favoritos de Alexis Argüello, un gran púgil nicaragüense. Si hay alguien que puede hacer ruido en las 105 libras, es este joven.

El mejor de todos los prospectos es el inglés Amir Khan, de 21 años. Desde el primer día, ha querido transformarse en un gran campeón. Pese a estar siempre bajo la mirada de muchos, Khan (15-0, 12 KOs) ha lidiado exitosamente con la constante presión. "Me sirve para motivarme cuando voy a entrenar al gimnasio", dijo Khan. "Me gusta la presión. Además, tengo el apoyo de mi familia, y un muy buen equipo. Cuando llego a casa, me relajo, vuelvo a poner los pies sobre la tierra. Simplemente soy yo mismo". A su edad, el cielo es el límite para este muchacho de Bolton. Cuenta con una gran velocidad, un buen tamaño (es un peso ligero de 5´11 pies de altura) y una fuerza increíble.

Devon Alexander (20, peso welter junior, 13-0, 8 nocauts):* ¿Qué es lo que no nos puede llegar a agradar de Alexander? Es joven, rápido, habilidoso, y posee mucha fuerza. El oriundo de St. Louis, también cuenta con el subestimado entrenador y manager Kevin Cunningham, quien también
representa al titular del peso mediano junior, Cory Spinks. Alexander no ha recibido demasiada atención de Don King, a quien no le interesan mucho los boxeadores jóvenes. Sin embargo, Alexander finalmente tendrá su oportunidad cuando enfrente al ex retador del título del peso ligero,
Miguel Callist, en la tarjeta no principal por HBO PPV de Félix Trinidad-Roy Jones, el 19 de enero. La ventaja con la que cuenta Alexander es un lugar en la lista libra-por-libra.

Alfredo Angulo (25, peso mediano junior, 11-0, 8 nocauts): Angulo, a quien el público adora, y quien vive en Coachella y boxea en la misma cuadra que el titular del peso pesado ligero, Chad Dawson, comenzó a boxear cuando tenía 17 años. Pero avanzó lo suficientemente rápido como para ganarse un lugar en la selección mexicana durante los Juegos Olímpicos 2004, en los que perdió por puntos en la primera pelea ante el prospecto Andy Lee. Desde que se convirtió en profesional, en enero de
2005, Angulo obtuvo buena exposición en la serie "ShoBox" de Showtime (él vuelve al show el primero de febrero), y también ganó mucha experiencia en el gimnasio enfrentado durante su entrenamiento a boxeadores como Roy Jones, Ricky Hatton, Antonio Margarito y Fernando Vargas.


Cristóbal Arreola (26, peso pesado, 22-0, 20 nocauts): “La Pesadilla”, es el prospecto del peso pesado estadounidense más excitante y está a, quizás, una o dos peleas de convertirse en un probador legítimo. Es un boxeador apasionante, imperturbable y es muy bueno con los golpes. El ex
campeón nacional Golden Gloves ha ganado experiencia boxeando en las prácticas con el titular, Wladimir Klitschko y James Toney. Su promotor, Dan Goossen, está tan seguro de la capacidad de este púgil que quiso elevar su nivel de competencia y fue detrás de pesos pesados de alto calibre para que enfrenten al mexicano-estadounidense de 6´4 pies de altura y 245 libras.

Julio César Chávez Jr. (21, peso mediano junior, 34-0-1, 27 nocauts): *El hijo de la leyenda no ha sido tomado en serio por muchos, y además, es cierto que ha sido enfrentado con oponentes débiles por Top Rank. Sin embargo, es muy joven y no tiene experiencia como amateur, por lo que
estas 35 peleas han servido para revertir un poco esa situación. Pero ha avanzado en 2007, ganó las cinco peleas que disputó por nocaut, y al menos, subió un poco de nivel al derrotar por nocaut en la sexta ronda a Ray Sánchez, el primero de diciembre. Sin importar lo que pienses de Chávez como prospecto, ya es un púgil que comenzó a pisar fuerte debido a la gran popularidad que tiene entre los fanáticos latinos. Según Top Rank, la pelea con Sánchez generó 70,000 ventas PPV sin que el encuentro se haya promocionado demasiado.

A.J. Banal (18, peso gallo junior, 16-0-1, 13 nocauts): “Bazuca” es sólo un niño en este deporte, pero está surgiendo rápidamente como el mejor prospecto de Filipinas, en donde muchos jóvenes púgiles ansían seguir los pasos del héroe nacional, Manny Pacquiao. El agresivo zurdo peleó dos de sus seis encuentros de 2007 en los Estados Unidos, en las tarjetas de Golden Boy Promotions. ¿De cuánto se piensa que es capaz este boxeador? Tuvo un lugar en la tarjeta no principal de Floyd
Mayweather-Oscar De La Hoya, el cinco de mayo. Eso resume todo.

Timothy Bradley Jr. (24, peso welter junior, 21-0, 11 nocauts): El zurdo de Palm Springs, cuyo apodo es Desert Storm (Tormenta del desierto) algo que concuerda con su agresividad sobre el cuadrilátero. Ganó un par de títulos nacionales como amateur y ha participado en todas las tarjetas "ShoBox" del promotor, Gary Shaw. En 2007, Bradley quedó 4-0 con una modesta mejora en sus oponentes. Es posible que tenga una posibilidad para pelear por un título mundial en 2008, ya que ha sido nombrado probador número uno por uno de los organismos rectores. Si nos basamos en sus méritos, no se merece el lugar concedido, pero es un prospecto de calidad.

Yuriorkis Gamboa (26, peso ligero junior, 7-0, 6 nocauts): El ganador de la medalla de oro amateur de los Juegos Olímpicos 2004 para Cuba se exilió en Alemania con sus compañeros de equipo, quienes también ganaron medallas de oro, Yan Barthelemy y Odlanier Solís, antes de convertirse
en profesional, en abril, con Arena Box-Promotion, que considera que Gamboa tiene posibilidades de pelear por el título en 2008. Gamboa ha surgido como uno de los prospectos más excitantes, y ya está enfrentando a oponentes de calidad. Se encuentra más avanzado que lo que estaba el
campeón del peso ligero, Joel Casamayor, después de siete peleas tras su exilio. ¿Qué tan bueno es Gamboa? Lou DiBella, quien no es su promotor, dijo lo siguiente: "Es uno de los jóvenes más excitantes que he visto pelear. Nunca deja de mover las manos. En el ataque, es una máquina".

Danny García (19, peso welter junior, 2-0, 2 nocauts): García, de Philadelphia, ganó un título nacional estadounidense en 2006 y llegó a las finales de las eliminatorias 2007 para los Juegos Olímpicos. García se convirtió en profesional, en noviembre, con Golden Boy Promotions y
el manager Shelly Finkel, quien no es de perder tiempo con púgiles que no valen la pena. Ha peleado en dos ocasiones como profesional, y ya ha demostrado tener manos rápidas y potentes, y sed de victoria. Es probable que tenga encuentros todos los meses el año entrante.

Mean Joe Greene (21, peso mediano, 17-0, 12 nocauts): Este zurdo de New York City no ha tenido mucha promoción si tenemos en cuenta de dónde viene, pero está desarrollando sus habilidades y es una de las joyas de Seminole Warriors Boxing. Quedó 4-0 en 2007, y se espera que en 2008
haga su debut en el Madison Square Garden, el 23 de febrero, en la tarjeta no principal de Wladimir Klitschko-Sultan Ibragimov.

Ronald Hearns (28, peso mediano junior, 17-0, 13 nocauts): El hijo del gran Thomas Hearns no comenzó a boxear haciendo carrera hasta los 23 años de edad, y tenía 25 años cuando se convirtió en profesional, en 2004. Ha avanzado mucho en poco tiempo, y es un boxeador al que hay que
prestar atención. Su promotor es Lou DiBella, y Hearns es un púgil duro con mucha potencia como su padre. Ha mejorado mucho durante este año, en el que quedó 6-0. Hearns descendió del peso mediano al mediano junior, en donde su cualidades físicas lo beneficiaran ante boxeadores más
pequeños.


Kevin Johnson (28, peso pesado, 18-0-1, 6 nocauts): Si lo necesario para transformarse en un campeón del peso pesado fuese tan sólo la confianza y el ego, Johnson ya sería dueño de un cinturón. Pero dejemos de lado lo anterior, y aún tenemos a un púgil que posee un potencial
formidable. Es muy habilidoso, y sus rectos son tremendos. Si tenemos en cuenta que ha peleado sólo en 16 ocasiones como amateur, quedando 14-2, ya ha recorrido un buen camino. Promocionado por Star Boxing de Joe DeGuardia, Johnson quedó 5-0 en 2007, cuando obtuvo su más notable
victoria ante Damian Wills.

James Kirkland (23, peso mediano junior, 21-0, 18 nocauts): La agresividad de Kirkland inspira temor. El púgil zurdo de 5´9 pies de altura que vive en Austin, Texas, debió suspender su carrera durante dos años y medio, período que debió cumplir en prisión. Pero desde que retomó su carrera en 2006, Kirkland quedó 10-0 con nueve nocauts bajo la dirección de su manager, Cameron Dunkin, y de su promotor, Gary Shaw, quien lo ha hecho participar de las tarjetas de "ShoBox". Sufrió su
primera caída ante Allen Conyers, durante la primera ronda de un enfrentamiento que tuvo lugar el 30 de noviembre, pero respondió noqueando a Conyers unos segundos más tarde. Las fallas en las defensiva de Kirkland son evidentes, pero su ofensiva es muy especial.

Andy Lee (23, peso mediano, 14-0, 11 nocauts): Lee tiene las condiciones para ser la próxima gran estrella del peso mediano. El irlandés zurdo de 6´2 pies de altura, es muy hábil y potente. Bajo la
dirección de su entrenador y manager, Emanuel Steward, Lee avanza rápidamente. Quedó 8-0 en 2007, cuando anotó un poderoso nocaut ante el ex titular, Carl Daniels. Lee promete mucho.