•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El año pasado, los Yanquis, estableciendo una marca de 267 jonrones, ganaron 100 juegos quedando 8 atrás de los Medias Rojas en el Este de la Liga Americana. En este 2019, cuando se vieron sin los cañones de Giancarlo Stanton, su máximo jonronero y empujador con 38 y 100, Aaron Judge 27 vuela cercas, Aaron Hicks 27, Didi Gregorius 27, y por un rato Gary Sánchez (18 en 89 juegos), se sintieron batallando a bordo de una ambulancia que aullaba desesperadamente. El mánager Aaron Boone rascaba frenéticamente su cabeza, preguntando ¿Dónde encontrar suficiente pólvora para cubrir ese déficit? Sorpréndanse. Con balance de 41-25 los Yanquis están abrazados con los Rays de Tampa en la cima de su división, una pequeña diferencia con el balance de 43-20 que mostraban hace un año, el 12 de junio, con tanto bateo largo. Ahora que Sánchez lleva 20 jonrones en 48 juegos, que Gregorius y Hicks se han reincorporado, se informa que pronto, Judge y Stanton reclamarán sus lugares en el line-up. Es como una seria advertencia para todos los rivales cuando todavía falta para el Juego de Estrellas.

Ya veremos como ruguen

Después de 62-33 hasta ese momento, los Yanquis con todo su bateo grueso, decrecieron hasta 38-29, casi 500 de average en ganados y perdidos, en la etapa de cierre. El coliderato y el balance de 41-25, indica que los “Bombarderos” del Bronx y Manhattan no han estado sangrando por esas pérdidas. Judge ha estado en 20 juegos con 5 jonrones y Stanton apenas en 3 sin volarse la cerca en 8 turnos. En casi la mitad de juegos que en el 2018, Sánchez ha conectado dos jonrones más (20) y parece estar en ruta a su primera temporada de 40 o más. ¿Cómo han hecho los Yanquis para mantenerse peleando tan alto con tantas bajas que limitan la capacidad de producción? El bateo fluido de D.J Mathieu, adquirido de los Rockies y una vez campeón de bateo de la Liga Nacional, actualmente con .316 puntos, cuarto en el ranking de la Americana, y el punch de Luke Voit (16 HR y 44 CE), Gleyber Torres (14-33), Brett Gardner y Clin Frazier, más el bateo de Gio Urshela, reemplazo de Miguel Andújar, han sostenido a estos Yanquis. Uno espera que se agiganten con todos sus cañones rugiendo.

Yelich incontenible 

Mientras los Yanquis se inyectan hierro, el artillero de los Cerveceros de Milwaukee, Christian Yelich, empeñado en volver a ser Más Valioso de la Liga Nacional, con mejores cifras, y además seguir intentando obtener la Triple Corona, proeza que ningún bateador consigue en el viejo circuito desde Joe Medwick de los Cardenales en 1937, se encuentra atravesando una impresionante temporada. Yelich con 25 jonrones, saca ventaja de tres al novato de los Mets Pete Alonso, y de cinco respecto a los 20 de Cody Bellinger y Mike Moustakas; en tanto en average de bateo, el ex Marlin ha mejorado hasta .346 puntos presionando a Bellinger, en descenso acelerado después de estar sobre los 400 puntos un buen rato. Ojo, Bellinger tiene solo seis puntos de ventaja con 352 y está expuesto a ser derribado en cualquier momento. En empujadas, Yelich con 54, se encuentra nivelado con Bellinger, seis detrás de las 60 que muestra el líder Josh Bell de los Piratas. Otro aspirante poco ruidoso, es Nolan Arenado de los Rockies, con 17 cuadrangulares, 57 remolques y 330 puntos. Así que con tanto recorrido por delante, no debemos perder sus huellas.