•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde este 25 de junio se pondrán en marcha los entrenamientos de la Preselección Nacional de Beisbol, que tendrá como reto inmediato la serie de cuatro juegos contra Cuba, del 12 al 16 de julio, y luego su participación en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Nemesio Porras, presidente de la Federación Nicaragüense de Beisbol Asociada (Feniba), explicó que el cambio de fecha de la serie contra la escuadra antillana obligó a mover los tiempos en los que estaba prevista la convocatoria de la escuadra nacional y los entrenamientos.

En un principio se había anunciado que la convocatoria del equipo nacional sería dada a conocer el pasado 10 de junio y que los entrenamientos se pondrían en marcha el 17 del mismo mes con 36 peloteros.

“Yo le pedí al mánager Julio Sánchez que no diera a conocer la lista de peloteros convocados, porque se le harán algunos ajustes. Con esta convocatoria no estamos pensando solo en Lima, también estamos pensando en ver a otros peloteros jóvenes y de calidad que se han destacado para futuros compromisos de la Selección Nacional”, comentó Nemesio.

“En un principio pensábamos llamar a 36 peloteros, quizás ahora llamemos a 32 o 33 jugadores. Se comenzará a entrenar la última semana de junio, en jornadas de martes, miércoles y jueves, para no afectar a los equipos que estén en el Pomares. Cuando ya esté próxima la serie contra Cuba, entonces los entrenamientos serán seguidos hasta que toque hacer el viaje a Lima”, apuntó el presidente de Feniba.

Problema por resolver

Serán 24 los peloteros que conformarán el plantel pinolero para el Torneo de Beisbol de Lima 2019, que tendrá lugar del 29 de julio al 4 de agosto. En el proceso de inscribir su lista larga, Feniba tuvo inconvenientes con varios de sus peloteros, al punto que de 35 propuestos, dos no aparecían en un primer listado extenso de 63 y siete todavía no completaban su documentación, aunque los tiempos para dicho proceso ya se cerraron.

“Tenemos el tiempo contado para realizar ese proceso, pero casi siempre en los eventos de beisbol hay cambios que se pueden hacer a última hora, estamos en esa gestión, porque no solo el equipo de Nicaragua tiene esas complicaciones, también otros conjuntos que van a participar”, detalló Porras.      

Es muy probable que para cuando el equipo nacional se enfrente a Cuba ya esté definido el plantel de 24 peloteros, además, la proximidad entre la serie y los Panamericanos le servirá al plantel nacional para calibrar su picheo y bateo.

“Para la selección nacional es mejor la serie contra Cuba en esa fecha, porque nos permitirá llevar a nuestros peloteros a Lima inmediatamente después que hayan visto un picheo y bateo exigentes”, destacó Nemesio.