•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

En su primer juego como tercero en el orden al bate por los Reales de Kansas City en el 2019, el artillero nicaragüense Cheslor Cuthbert tuvo una destacada actuación ante los Tigres de Detroit la noche de este jueves, conectando dos imparables más una carrera impulsada en cinco turnos, con lo que mejoró su promedio ofensivo de 324 puntos a .333.

El pelotero nicaragüense alineó como tercero en el orden al bate en el juego de ayer. ARCHIVO/END

 Leer más: Preselección de beisbol inicia entrenamientos el 25 de junio

Con sus dos incogibles de ayer arribó a 14 en 11 juegos, a la vez que sumó su segundo doblete de la temporada y el remolque número 10. Eso sí, al poncharse dos veces ante el picheo de los Tigres de Detroit, el costeño llegó a 13 ponches, casi uno por juego. El de anoche fue su cuarto desafío de múltiples ponches y el tercero de dos o más imparables.

SENCILLO Y DOBLETE

El abridor de los Tigres, Matthew Boyd, llegó inspirado al partido y rápidamente ponchó a Whit Merrifield y a Adalberto Mondesí, pero no pudo hacer lo mismo contra Cheslor Cuthbert,  quien en conteo de tres lanzamientos malos y dos buenos decidió fajarse ante una bola rápida de cuatro costuras que se movía a 93 millas por hora, logrando conectar un doblete para el jardín izquierdo. Pese a quedar en posición anotadora, De la segunda base no se movió, pues luego Kelvin Gutiérrez se ponchó.

Cheslor da la impresión de haber encontrado la forma de batear en la MLB. ARCHIV0/END

En la tercera entrada le correspondió abrir tanda, y entonces Boyd cobró venganza ponchándolo. Dos episodios más tarde, Cheslor volvió a ser retirado por la misma vía. Sin embargo, en el sexto capítulo, ante el relevista Carlos Torres y con Merrifield corriendo en la tercera base, el nicaragüense conectó su segundo imparable de la noche e impulsó la séptima anotación de los Reales, que para entonces ganaban 7-0.

 De interés: Pomares a jornada crucial

Su último turno llegó en la octava entrada, cuando el tirador Austin Adams lo hizo fallar en un roletazo al campo corto.

DEFENSA DE LUJO

Cuando Cheslor Cuthbert no está defendiendo la tercera almohadilla de los Reales de Kansas City, es porque está custodiando la primera, como en el juego de anoche, ganado por su equipo 7-3.

El jugador costeño defendió la primera base de los Royals. ARCHIVO/END

 Además: Duarte: “en este grupo vamos a competir”

Ante Detroit, Cheslor realizó una jugada de gran manufactura. Corría el octavo episodio y los Tigres amenazaban teniendo las bases repletas y sin out en la pizarra, cuando el artillero Niko Goodrum conectó una línea violenta por encima de Cheslor, quien en una gran demostración de reflejos y habilidad saltó cuanto pudo y se quedó con la pelota, robándose un imparable y evitando que sus rivales fabricaran al menos una carrera.

Así que lución al bate y también la defensiva.