•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

En busca de su tercera victoria de la temporada en Triple A con los Medias Rojas de Pawtucket, Erasmo Ramírez protagonizó una pobre presentación que pudo terminar como su cuarta derrota del año, pero su equipo reaccionó a tiempo modificando la pizarra de un desfavorable 8-5 a un heróico 10-8, un resurgimiento que lo salvó del revés.

 Leer más: Cheslor eleva su promedio ofensivo a .333 con dos imparables ante Detroit

Tras 4.1 episodios de labor, en los que admitió ocho carreras (4 fueron limpias) y siete imparables (un doble y un triple), dio cuatro bases por bolas y ponchó a la misma cantidad de rivales, Erasmo abandonó el montículo dejando a su equipo abajo en el marcador 8-5, una desventaja que para su fortuna fue borrada por sus compañeros, quienes anotaron tres veces en el sexto inning, una vez en el octavo y otra en el noveno, para establecer el 10-8 definitivo.

El pícher de origen rivense batalla por volver a Grandes Ligas. ARCHIVO/END

Con este resultado, Erasmo sigue con récord de dos triunfos y tres reveses en once aperturas y una actuación como relevista, mismo recorrido en el que presenta una efectividad de 5.13. Además, anoche llegó a 22 pasaportes regalados y 36 ponches propinados en 52.2 innings, en los cuales tambien ha permitido 50 hits (8 jonrones). Sin lugar a dudas no son cifras para un abridor, menos para uno con gran experiencia en Grandes Ligas. El nica sigue sin encontrar la fórmula para un mejor rendimiento, lo que pone en riesgo su continuidad en la organización.

ASÍ LANZÓ

Erasmo pudo retirar la primera entrada de forma perfecta, pero un error del antesalista del Pawtucket permitió un corredor en la inicial, el que luego anotaría producto del doble de Phillip Ervin, quien a su vez anotó el 2-0 tras el triple de Aristides Aquino.

Ramírez desmejoró su efectividad a 5.13 luego de su trabajo de ayer. ARCHIVO/END

De inmediato, en la parte alta de la segunda entrada, los Medias Rojas empataron las acciones; sin embargo, en el cierre, aprovechándose del segundo error de sus rivales, de dos bases por bolas otorgadas por Erasmo y de un ataque de tres imparables,  el Lousville Bats cambió el marcador a 5-2. No obstante, en otro feroz contragolpe, el Pawtucket empató el duelo 5-5 en el tercer capítulo.

 De interés: Preselección de beisbol inicia entrenamientos el 25 de junio

Ramírez, en respuesta al apoyo de su equipo, completó la tercera y cuarta ronda sin permitir anotaciones; aunque volvió a flaquear en el quinto capítulo, mismo en el que dio dos pasaportes, golpeó a un bateador y recibió dos cañonazos, lo que resultó en tres carreras y en su expulsión del montículo. Para entonces la derrota parecía su destino, pero al final fue nuevamente rescatado por un equipo que desde el principio le ofreció su respaldo.

TRES CARA A CARA CON BLANDINO

El primer bateador que Erasmo enfrentó anoche fue el también nicaraguense Alex Blandino, quien está en la última etapa de su proceso de rehabilitación tras haber sido operado en su rodilla derecha el año pasado. 

Alex Blandino fue dominado en par de ocasiones por Erasmo Ramírez. ARCHIVO/END

En el primer encuentro, el rivense ponchó a Blandino; luego, en la segunda vuelta, le dio base por bolas para que después le anotara una de las tres carreras que permitió en ese episodio. La última vez que se vieron las caras fue en el cuarto inning, y Erasmo volvió a ganar el duelo, pues lo dominó en elevado al jardín derecho.

 Además: Entrenador de selección de Costa Rica: Nicaragua es un rival duro

Al final, Blandino se fue de 3-0 con una anotada, dos bases por bolas y un ponche, dejando su promedio en 318 puntos.