• San Juan, Puerto Rico |
  • |
  • |
  • Edición Web

En la mejor presentación de su carrera ante el rival más complicado que haya podido enfrentar, Carlos “Chocorroncito” Buitrago no pudo danzar en la cuerda del triunfo. Perdió ante el boricua McWilliams Arroyo por decisión unánime en el Coliseo Roger Mendoza de Caguas, Puerto Rico, donde pudo haber noqueado a su rival, no obstante le faltó un poco más de empuje para rematarlo.

Hay que ir rápidamente al quinto asalto del combate, el round que pudo haber sido clave para Buitrago. En dos ocasiones, “Chocorroncito” le recetó dos caídas al boricua con sendos derechazos al mentón, poniéndolo en malas condiciones, provocando un desequilibrio en las piernas de McWilliams que fue protegido por el tercer hombre del ring, quien hizo el conteo lentamente, y desde abajo, Arroyo también recibió un empujoncito pues la campana sonó antes de que finalizara el episodio.

Lea: William Ramírez: “Me gustaría que Félix Alvarado unificara títulos”

En el Coliseo había un silencio sepulcral después de esas dos caídas. Arroyo no se lo creía. Un tipo que aguantó 12 asaltos contra Román González, derrotó a Carlos Cuadras, e hizo una gran presentación contra el tricampeón mundial Kazuto Ioka, estuvo al borde del nocaut, con la soga al cuello. No obstante, el boricua, tomándose de su experiencia, sobrevivió, boxeó en los siguientes asaltos, ayudado en parte por esa excesiva precaución de Buitrago de no desbordarse.

De interés: Melvin López: “Me gustaría pelear con Naoya Inoue”

Buitrago hizo una pelea inteligente. Peleó en la media y corta distancia sin salirse del centro del ring. No cometió el error de otras peleas, en las que se metía en las cuerdas a recibir castigo sin lógica. Fácilmente el nica al menos ganó 4 de los 10 asaltos que se pactó el pleito, pero los jueces aparentemente no contaron las dos caídas pues la puntuación de dos de ellos fue 96-92 y un tercero marcó 98-93.

Además: Boxeador nicaragüense, Juan Centeno, pierde ante campeón mundial cubano, Joahnys Argilagos

El nica mereció al menos un empate. Era lo justo. Arroyo no fue el monstruo que se graficó en la previa del combate. El dos veces campeón mundial y leyenda del boxeo boricua, Iván Calderón, llegó al camerino a felicitar a Buitrago, afirmando que vio perder a su coterráneo por un punto.