• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El picheo de los Gemelos de Minnesota frenó al pelotero nicaragüense Cheslor Cuthbert, quien falló en cuatro visitas al plato en el juego que los Reales de Kansas City ganaron con pizarra de 4-1, la noche de este jueves en el Kauffman Stadium.

Leer más: Erasmo sale sin decisión por tercera apertura consecutiva en Triple A

Tras su cuarto juego sin imparables en el 2019, Cuthbert desmejoró su promedio ofensivo de .299 a .282, producto de sumar 20 incogibles (tres jonrones) en 71 turnos oficiales, un recorrido en el que anota seis carreras e impulsa otras once, negocia tres bases por bolas y se poncha en 21 ocasiones.

El antesalista costeño ha hecho un gran trabajo a la defensiva. ARCHIVO/END

Cheslor, cuyo porcentaje sobre las bases es de .311, se embasó en la primera entrada gracias a una jugada de escogencia, luego de lo cual anotó la tercera carrera de su equipo. Después, en el tercer y cuarto inning, falló en roletazos para dobleplay; y en su último turno; en el octavo capítulo, se ponchó por tercer juego consecutivo.

BLANDINO BATEA PARA .317

En Ligas Menores, Alex Blandino se fue de 4-1 en el desafío que el Louisville Bats, su equipo en Triple A, perdió 7-6 ante el Gwinnett Stripers, club afiliado a los Bravos de Atlanta.

Alex Blandino batalla por volver al equipo grande de los Rojos de Cincinnati. ARCHIVO/END

El pelotero de origen nicaragüense, que en el partido alineó como primer bateador y tercera base, vio caer su average de 324 puntos a .317, un registro que es resultado de acumular 13 imparables en 41 viajes al home plate.

De interés: Cheslor: “Me quiero quedar” en Grandes Ligas

Blandino, que está en la fase final de su proceso de rehabilitación tras haberse sometido a una cirugía en la rodilla, suma en 12 juegos un total de nueve carreras anotadas y seis impulsadas, a la vez que presenta un porcentaje sobre las bases de .462.

MARÍN, ENTRE LOS MEJORES DE SU EQUIPO

Por su lado, el destacado parador en corto y miembro de la selección nacional, Iván Marín, batea para .276 y se ubica en el tercer puesto entre los tres mejores bateadores del Lincoln Saltdogs, su equipo en la Liga Independiente American Association, en Estados Unidos.

Iván Marín es el short stop de la selección nacional. ARCHIVO/END

El jugador de origen granadino ha ligado 27 cañonazos en 98 turnos oficiales a lo largo de 31 partidos jugados. Asimismo, cuenta con 16 anotaciones y seis remolques, además de 19 bases por bolas negociadas y 13 ponches recibidos.

Además: Román: “No me importaría sacrificar la bolsa por una oportunidad de título”

En lo que va de temporada se ha robado una almohadilla y entre sus incogibles solo puede contarse un extrabase (doble).

Esta es la tercera temporada de Marín con el Lincoln Saltdogs, equipo con el que batea para 239 puntos desde el 2017.