•   Miami, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

René “El Gemelo” Alvarado (31-8, 20 nocauts) ya sabe quién será su rival por el campeonato del mundo superpluma de la AMB. El nica enfrentará al estadounidense de raíces mexicanas, Andrew Cancio (21-4-2, 16 nocauts), quien noqueó al boricua Alberto Machado en el tercer asalto, en la revancha celebrada este sábado en Indio, California, donde la pelea y el resultado fueron una fotocopia de la primera reyerta.

A falta de confirmación oficial, el combate entre René y Cancio se celebrará el 14 de septiembre en Las Vegas. Ese evento será encabezado por la súper estrella del boxeo azteca en la actualidad, Saúl “Canelo” Álvarez. “Oscar de la Hoya, promotor de Golden Boy le hizo una promesa a Cancio de ponerlo a pelear en un evento del Canelo, así que René será uno de los protagonistas”, dijo Carlos Ruiz, apoderado del peleador nicaragüense.

René enfrentó y perdió por nocaut contra Cancio el 18 de diciembre del 2015 en Indio, California. La pelea finalizó en el octavo asalto con un Alvarado muy lastimado ante el abundante castigo sufrido en la reyerta.

END

Era un contexto distinto. Aquel René era inmaduro boxísticamente y falto de carácter. “El Gemelo” de hoy es un peleador diferente, más bravo, fajador y una locomotora tirando golpes. Su resurrección lo llevó a ser el retador mandatorio del cinturón de la AMB.

Machado se acabó

Increíblemente Cancio acabó con la carrera de Machado en menos de 6 meses. Subió al ring como víctima en febrero para convertirse en el demonio del boricua. El sábado, Cancio se convirtió en un tifón, literalmente destruyó al boricua con un gancho de izquierda aprendido en un conservatorio. Se lo conectó con precisión en el centro del hígado. Alberto cayó a la lona, se levantó casi al filo del conteo de 10, pero no reaccionó. El referee detuvo el combate.

Ahora a René le toca enfrentar al nuevo monstruo de las 130 libras, el campeón de los dos mundos como le describe el periodista Dan Rafael. Por el día trabaja en la construcción en una compañía de gas en el sur de California y en la noche se pone un short, camiseta, dos botines deportivos y un par de guantes para convertirse en boxeador, disciplina que lo ha catapultado a la fama.