•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Nos agotamos. Ya no esperamos un buen futbol por parte de Argentina. No puede producirlo, ni aún con Messi adentro. Ayer, para sobrevivir en su grupo en la Copa América, derrotó a Qatar 2-0 con el ímpetu del Kun Agüero y el sencillo manejo de los hilos realizado por Messi, pero atravesando sufrimientos, necesitando de un error gravísimo de Bassam Al Rawi, quien le entregó desde la derecha un balón a Lautaro Martínez en el propio corazón del área, para un certero remate de zurda en el minuto 4, adelantando a Argentina 1-0 y el derechazo en sprint del Kun Agüero después de recibir un trazo de Dybala en el minuto 82 y dejar atrás a dos defensas, el último, Bouale…Un manotazo providencial del arquero Armani, en una apurada salida evitó en el primer tiempo la posibilidad dibujada de un gol de Qatar, y en el minuto 45, un tiro libre de Bassam agujereó la barrera y fue a estrellarse en el poste izquierdo, provocando escalofríos en Argentina y más allá.

Dybala tuvo que ver

No fue Qatar, pese a su evidente inferioridad, un rival para subestimarlo en vista de la irregularidad de esta Argentina, consecuencia de sus cortocircuitos. Agüero estuvo intenso en la línea de fuego, y aunque malogró una entrega apropiada de Messi que hubiera estirado la ventaja, no falló en su fuga a dos defensores en el minuto 82, aprovechando el pase de Dybala, recién ingresado por Lautaro en el 75, y rematando rasante con derecha, inutilizando el aterrizaje del arquero Saad Al Sheeb, y haciendo que el balón raspara el poste antes de seguir hasta las redes. A esa altura, el 2-0 era una sentencia de muerte para Qatar, mientras Colombia, con gol de Gustavo Cuéllar a los 30 minutos, sin lamentar la anulación hecha más adelante al gol de Luis Díaz, se imponía 1-0 a Paraguay para cerrar su convincente actuación con tres victorias en tres duelos, como líder del Grupo, en tanto Argentina, con cuatro puntos -cinco menos que Colombia- consecuencia de un empate, una victoria y una derrota, conseguía flotar como sublíder.

Fiero ataque brasileño

Brasil, en tanto, sacó las uñas en la resonante victoria por 5-0 contra Perú con estocadas de Casemiro, Firmino, Everton, Alves y William, quien reemplazó a Neymar. Una vez más, la fluidez de juego y facilidad de penetración de Brasil, estableció las diferencias, haciendo olvidar los tres goles que le fueron anulados por la revisión del VAR en el 0-0 con Venezuela, equipo que será el rival de Argentina en cuartos de final el próximo viernes, convertido desde hace rato en una seria amenaza…Chile y Uruguay son los otros equipos considerados firmes aspirantes para pelear la Copa por lo que han mostrado, sin perder de vista a esta ágil Colombia, capaz de desequilibrar defensas y multiplicar posibilidades. ¿Podrá Argentina elevar su nivel de juego en las etapas de mayor exigencia? Aunque Lautaro “cazó” la falla defensiva de Al Rawi y remató muy bien para el 1-0, el que trabajó a fondo y funcionó en todo instante fue el Kun, pero Argentina necesita elaborar más en el medio y responder atrás a mayores retos que los propuestos por Qatar. El temor está ahí, a la orilla de la almohada del técnico Scaloni.