•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La última puesta en escena de la selección de Nicaragua en la Copa Oro 2019 será hoy contra Bermudas, un rival ante el que llega eliminada tras sufrir derrotas frente a Costa Rica (4-0) y Haití (0-2), pero impulsada por la necesidad de cambiar la imagen de equipo sin mayores recursos futbolísticos que dejó en sus anteriores partidos, además de sumar al menos sus primeros puntos en una edición de Copa Oro, algo que no pudo hacer en el 2009 ni en el 2017, y que no tendrá fácil conseguirlo hoy en su última oportunidad de esta edición, pues su rival lució mejor en las dos primeras jornadas, tanto en resultado como en juego. 

En cualquier otro contexto, el de hoy fuera un juego de mero trámite por tratarse del enfrentamiento entre dos selecciones eliminadas. Sin embargo, tan pobres han sido los resultados de Nicaragua en Copa Oro, que el irrelevante duelo contra Bermudas se torna importante porque existe la posibilidad de que la tropa azul y blanco pueda acumular sus primeros puntos en una edición del torneo regional. “Saldremos a ganar ese partido. Nicaragua necesita sus primeros puntos en Copa Oro”, ha dicho el director técnico Henry Duarte, no como quien tiene la certeza de un resultado favorable, sino como quien se escuda en el nombre del rival para mantener viva una ilusión que se ha ido rompiendo en el transcurso de la competencia.

Un rival de cuidado

Cuando se puso en marcha la Copa Oro 2019, Bermudas era considerado un rival ante el que Nicaragua podría conseguir hasta su primera victoria. Sin embargo, tras las dos jornadas iniciales tal percepción cambió drásticamente, pues mientras los nicaragüenses caían 4-0 y 0-2, exhibiendo un futbol fragmentado ante Costa Rica y Haití, respectivamente; sus rivales de hoy se fajaban perdiendo con idéntico marcador de 2-1 frente a los mismos contrincantes. De tal modo que por los resultados y la forma de juego Bermudas sale como favorita para imponerse en el partido de hoy,  lo que extendería a nueve la racha de partidos de Nicaragua, sin sumar puntos en Copa Oro.

De acuerdo con los registros publicados por la Federación Nicaragüense de Futbol (Fenifut), Nicaragua y Bermudas se han enfrentado seis veces en su historia, incluyendo cuatro partidos a nivel de selección mayor  y dos en la categoría sub-20. 

En cuanto a los duelos entre selecciones mayores fueron cuatro amistosos, previo a las eliminatorias mundialistas de Nicaragua contra San Vicente y las Granadinas hace 15 años. El primer duelo se perdió 3-0 el 30 de marzo de 2004 y el segundo quedó 1-2 el 1 de abril del mismo año. En esa ocasión el gol de la azul y blanco fue marcado por Emilio Palacios (´72). Los otros dos () los ganó la tropa nacional con idéntico marcador de 2-0. En el tercer juego anotaron Denis Rocha (´8) y Emilio Palacios (´43), quien también marcó en el cuarto además de Rudel Calero. Más de una década después estas selecciones volverán a enfrentarse, con Bermudas, aparentemente, un paso por delante.

Objetivo: cambiar la imagen

Si bien es cierto, conseguir puntos sería histórico, no hay duda de que esta Nicaragua lo que necesita cambiar es esa imagen de equipo limitado que dejó en sus juegos ante Costa Rica y Haití. Duarte y su tropa deben procurar ante Bermudas exhibir mayor profundidad en el ataque y mejor desempeño en la defensa, además de un trabajo más oportuno en el área creativa. Le urge a esta selección mostrar una versión de futbol que haga olvidar el retroceso visto en las dos primeras jornadas, pues otra demostración igual que la hecha en San José y luego en Dallas confirmaría que en realidad hay más trabajo por hacer que el que se pensaba hasta antes de este evento. Así que el de hoy no es para Nicaragua un partido de mero trámite, sino la última oportunidad para cambiar la percepción negativa que ha generado con sus actuaciones.