•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cheslor Cuthbert da la impresión de haber encontrado la fórmula para ser un bateador consistente, prueba de ello es que desde su retorno a Grandes Ligas, el pasado 31 de mayo, se ha mantenido muy próximo o por encima de los 300 puntos, además ha ligado de imparable en más del 80% de los partidos que ha jugado con los Reales de Kansas City, con quienes ayer bateó de 4-1 en la victoria de 6-1 sobre los Gemelos de Minnesota. 

El nicaragüense conectó su único imparable de la jornada dominical en el segundo episodio de un partido en el que alineó como sexto bate y primera base. Luego falló en fly al bosque derecho en la tercera entrada, en elevadito al receptor durante el sexto episodio y en fly al jardín derecho en el octavo capítulo, con lo que dejó su promedio ofensivo en 298 puntos, producto de acumular 25 hits en 84 turnos oficiales. 

En su línea ofensiva pueden contarse cinco dobletes y cuatro jonrones, además de ocho carreras anotadas y 15 impulsadas, con tres bases por bolas negociadas y 21 ponches recibidos. Agréguenle a su accionar un porcentaje sobre las bases de .322 y un slugging de .500.

Más protagonismo

Desde su arribo este año a las Grandes Ligas, Cuthbert ha demostrado una consistencia llamativa en el cajón de bateo, tanto que ha ligado al menos un imparable en 17 de los 21 partidos que ha disputado, incluyendo seis duelos de dos o más cañonazos. 

Tras haber arrancado su actuación, consiguiendo al menos un hit en cada uno de sus primeros siete juegos, Cheslor se fue en blanco el 8 de junio ante los Medias Blancas de Chicago; pero luego hilvanó tres partidos dando incogibles, para después fallar en los siete turnos que tuvo entre los días 14 y 15 de junio frente a los Gemelos de Minnesota. Posteriormente sumó cuatro desafíos, ligando incogibles antes de fallar en cuatro intentos el 20 de junio. Desde entonces y después de ayer presenta tres juegos con un imparable como mínimo.

Este accionar consistente le ha garantizado un puesto en la alineación de los Royals, que por tratarse de un equipo con récord perdedor está necesitado de bateadores como Cheslor, que en junio promedia 300 puntos y que de sus 21 juegos 12 los ha cerrado sobre ese porcentaje.