•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La representación de Nicaragua marcha con balance de dos victorias y una derrota, balance que todavía permite guardar la esperanza de conseguir medalla a falta de otros tres encuentros en el IV Campeonato Centroamericano Sub-23 de Voleibol Femenino, que tiene lugar en el gimnasio Alexis Argüello en Managua.

El conjunto nacional abrió con una victoria en cinco reñidos sets ante El Salvador el domingo por 3-2 (25-20, 25-21, 13-25, 23-25 y 15-11); el lunes, en otra batalla intensa y llena de drama, las pinoleras vencieron a Honduras en cinco sets 3-2 (25-21, 22-25, 16-25, 25-21 y 15-13), mientras que este martes, Belice frenó el empuja de las nicas al derrotarlas por 3-1 (3-1 (25-19, 15-25, 25-13 y 25-16).

Nicaragua marcha con balance de 2-1 en ganados y perdidos. Cortesía/END

“Puede ser que los dos partidos previos hayan afectado a las muchachas por haber batallado hasta los cinco sets. Belice no es un equipo fácil, tiene jugadoras muy altas que te obligan a esforzarte más a la hora del ataque”, destacó Claudia Noguera, directora técnica del equipo de Nicaragua.

“Esta derrota va a obligar a las muchachas a concentrarse más en el próximo juego, considerando que todavía tenemos posibilidades de alcanzar medalla, pero todo depende de los resultados de los otros encuentros. Este Centroamericano está muy parejo”, agregó.

Al frente del ataque

Luego de tres juegos destacan a la ofensiva por la tropa nacional Fernanda Campos con 36 puntos, Andrea Pereira suma 35 y Dalia Conto cuenta con 30. Las nicas enfrentarán el resto de sus compromisos sin su capitana, Belén Arcia, quien en el juego contra Honduras se lesionó.

Nicaragua descansó en la jornada de este miércoles y regresa a la acción hoy (6:00 p.m.) contra Panamá, mañana tendrá compromiso ante Costa Rica, tricampeón de evento y el sábado cerrará su calendario contra Guatemala.