• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

En un ambiente relajado de domingo trascurrió la escogencia de refuerzos de los 12 equipos clasificados para la segunda ronda del Campeonato Nacional de Beisbol Superior Germán Pomares Ordóñez, que ahora se pondrá en marcha hasta el 5 de julio venidero y además hará dos pausas por la serie amistosa de Nicaragua contra Cuba y la participación de la Selección de Beisbol en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Aunque la toma de refuerzos era el punto principal de la reunión celebrada este domingo en un día poco habitual, la Comisión Nicaragüense de Beisbol Superior (CNBS) se vio obligada a mover la fecha de arranque de la segunda para el 5 de julio venidero, en lugar de este martes como se había anunciado.

Los mánager de los equipos presentes en la reunión señalaron varios puntos adversos para el inicio de la segunda mitad la semana entrante, debido a la cantidad de partidos que se jugarían al estar programados duelos sencillos el martes, doble programación el miércoles, sumados a los partidos de viernes, sábado y domingo. Además, el cercano arranque de la contienda para el martes no daba tiempo de confeccionar los uniformes para los peloteros que fueron tomados como refuerzos.

De igual forma, la CNBS acordó que para garantizar la calidad del espectáculo, el Pomares hará una pausa de dos semanas por la participación de la Selección en Lima, del 29 de junio 4 de agosto, ya que algunos equipos se verán afectados al perder a varios de sus peloteros que integrarán la escuadra nacional, una primera pausa se tendrá lugar por la serie amistosa del equipo pinolero contra Cuba, del 12 al 16 de julio.

La Costa Caribe se decidió por dos jugadores de posición. Isidro Hernández/END

La escogencia de refuerzos

Como se había acordado el orden para la escogencia de refuerzos se hizo mediante sorteo, aunque fueron los equipos Bóer y Dantos los que tomaron sus números de primero en las dos rondas estipuladas.

La Costa Caribe tuvo la suerte de sacar el número uno en la primera ronda, pero pasó por alto la presencia del receptor Luis Allen y se decidieron por también cácher de Masaya, Enmanuel López, y agregaron en segunda ronda al jugador de cuadro, Marbel Olivas de Madriz.

“Con el cuerpo técnico habíamos contemplado buscar un receptor y un campo corto. Recibimos a Marbel Olivas que tal vez no tuvo el rendimiento de otros años, pero sabemos de su calidad y garra. Con Luis Allen, a mí se me fue de la mente, porque pensé que él estaba fuera del país jugando en liga independiente”, comentó Davis Hodgson, mánager de la Costa Caribe.

En tanto el Bóer, líder del grupo A, tomó como refuerzos los lanzadores Júnior Arauz (Nueva Segovia) y Jefferson Martínez (Granada). “Nos sentimos satisfechos con nuestra escogencia de refuerzos, estos muchachos que escogimos estaban entre nuestras primeras opciones, con ellos fortalecimos un área importante del equipo como es el picheo”, comentó Sandy Moreno timonel del Bóer.

Por su parte, los Dantos se quedaron con el jardinero Renato Morales (Masaya) y el tirador Holder Obando (Boaco). “Escogimos lo que teníamos pensado, tomamos un jardinero central como Renato Morales y un lanzador que llega para fortalecer nuestro picheo. Tenemos un gran equipo y con estos jugadores mejoramos mucho”, afirmó Antonio “Boricua” Jiménez, mánager de la Maquinaria Roja.

Manuel Cubas de Boaco fue tomado como refuerzo por Estelí. Isidro Hernández/END

Con mayor fuerza

Por su parte, el Frente Sur de Rivas se quedó con el jardinero Mesac Laguna (Madriz) y con el lanzador Carlos Alemán (Río San Juan), León consiguió los servicios de los patrulleros Danny Calderón y Bryan Ruiz, que llegan provenientes de Nueva Segovia.

Estelí se quedó con el tirador Gerald Rojas (Masaya) y con el artillero Manuel Cubas (Boaco); Chontales sumó al tirador Juan Pablo López (Granada) y al jardinero Juan Sandoval (Granada); Carazo se decidió por el receptor Luis Allen (Nueva Segovia) y el lanzador Julio César Ráudez (Granada); Chinandega adquirió al lanzador Noel Jarquín (Granada) y al jugador de cuadro, Mario Vargas (Boaco).

Matagalpa optó por el lanzador Luis Somarriba (Boaco) y el cácher Hernaldo Arauz (Nueva Segovia); Jinotega consiguió al jardinero Luis Sequeira (Boaco) y al jugador de cuadro, Darwin Sevilla (Granada) y Zelaya Central sumó al receptor Franco Gaitán (Madriz) y el lanzador Cairo Murillo (Granada).