• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Sin esa brillantez reiteradamente comprobada con su capacidad para desequilibrar, raramente ausente a lo largo de cuatro juegos y sin la incidencia para inclinar la balanza de posibilidades que habitualmente caracteriza a Lionel Messi, el seleccionado de Argentina ha logrado avanzar zigzagueando entre sospechas hasta las semifinales de la Copa América para enfrentar este martes al siempre agresivo equipo de Brasil, que ha cubierto con el accionar de Everton, el joven del gremio, la falta de Neymar por la izquierda.

Leo Messi. Archivo/END

Más allá de las cifras que registra la historia entre ellos en Copas América, con 15 triunfos de Argentina, 9 de Brasil y 8 empates, se trata de un partido difícil, aunque por lo visto hasta hoy parece favorable a Brasil por su mayor contundencia, variedad de llegada y facilidad para presionar. Derrotada por Colombia y con un angustioso empate frente a Paraguay, el equipo de Scaloni respondió ahuyentando temores justificados, superando a Qatar 2-0, y en cuartos de final, se impuso 2-0 al cada vez más peligroso Venezuela.

La gran expectativa

Ahora contra Brasil, en el Estadio Mineirao, escenario en el cual Alemania le clavó el humillante 7-1 a los pentacampeones, es urgente que aparezca el Messi que todos conocemos para fortalecer las pretensiones de Argentina en busca de su tercera final consecutiva, después de perder dos frente a Chile, claro favorito para eliminar a Perú en la otra semifinal a realizarse mañana…El astro ha admitido no haber podido ofrecer un rendimiento de acuerdo con las expectativas que naturalmente provoca.

No es que se le acuse de inutilidad, porque sería injusto, en vista que casi todas las pelotas en proyección pasan por sus botines, pero no ha sido capaz de establecer diferencias. Como dicen los analistas, tener a Messi en la cancha, moviéndose aún en forma sigilosa, sin pisar el acelerador, significa disponer de una opción para decidir una batalla. No perderlo de vista en ningún instante, es la tarea que Brasil tiene por delante, para evitar que Lautaro y el Kun, si es que abre, puedan disponer de pelotas con “olor” a gol.

Ventajas de Brasil

Velocidad, precisión en las triangulaciones, profundidad en sus arremetidas, fabricación de más opciones y constante disparo son las virtudes que identifican a este Brasil que dirige Tite, y que seguramente, obligará a sudar horas extras a la defensa gaucha con Foyth o Saravia, Pezzella, Otamendi y Tagliafico, con el apoyo de Paredes, De Paul y Acuña.

Si Brasil reduce las conexiones de Messi con los dos atacantes en el área, quitará mucha presión a sus zagueros y al formidable arquero del Liverpool, Allison…Brasil colocará en la línea de fuego a Everton, Gabriel de Jesús y Firmino, con el incansable batallador y casi siempre oportuno, Casemiro, el pensante Arthur y Coutinho, tratando de escapar a los fantasmas que lo persiguen en un centro del campo que ha sido muy flexible…En una etapa en que hay extensión a tiempo extra antes de llegar a los penales, Argentina espera contar con la mejor versión de Messi para poder pelearle el juego a Brasil. Ese es el gran reto del excepcional jugador en el momento de tanta exigencia para su equipo en esta Copa América.