• Londres, Inglaterra |
  • |
  • |
  • AFP

El serbio Novak Djokovic avanzó cómodamente en su camino hacia un quinto título de Wimbledon el miércoles, un día difícil para españoles y latinoamericanos, que fueron incapaces de superar la segunda ronda o lo lograron a costa de esfuerzos titánicos.

El vigente campeón del Grand Slam sobre hierba solo necesitó hora y media para imponerse al estadounidense Denis Kudla por 6-3, 6-2 y 6-2 en la pista central del All England Club londinense.

Lea: Nadal no ve justas las normas de Wimbledon sobre los cabezas de serie

Djokovic, al que el sorteo situó en la mitad del cuadro opuesta a sus dos grandes rivales, Rafael Nadal y Roger Federer, está encontrando de momento a rivales más que asequibles para la primera raqueta del mundo.

Y su camino hacia un quinto trofeo en Wimbledon se vio despejado el lunes con la eliminación de dos potenciales aspirantes al título, la joven promesa griega Stefanos Tsitsipas y el alemán Alexander Zverev.

Djokovic busca su camino hacia un quinto trofeo en Wimbledon. Foto: AFP/END

"Las ambiciones son altas", reconoció Djokovic. "He tenido suerte en mi carrera de tener tan buenos resultados en los Grand Slams" pero hay que avanzar poco a poco y "tengo que pensar en dar lo mejor de mí cada vez", afirmó.

- La remontada del día -

Mucho más difícil lo tuvieron el miércoles los tenistas de habla hispana.

De interés: Nadal, la leyenda sin fin

El español Fernando Verdasco, número 37 de la clasificación ATP, protagonizó la gran remontada del día en la pista central tras haber empezado con muy mal pie contra el británico Kyle Edmund, que ganó las dos primeras mangas y comenzó muy duro una tercera que terminó perdiendo por tie-break.

Ahí giró el viento y Verdasco, de 35 años, logró imponerse por 4-6, 4-6, 7-6, 6-3 y 6-4 en tres horas y 42 minutos.

Djokovic busca su camino hacia un quinto trofeo en Wimbledon. Foto: AFP/END

"Cuando gané el tercer set vi la montaña un poco más pequeña pero todavía quedaba mucho por hacer, así que intenté concentrarme cada vez en el punto siguiente, aunque a veces no es fácil porque tienes tendencia a pensar en el último punto, pero creo que he sido fuerte mentalmente", afirmó.

"El partido se puso muy complicado (...) pero intenté mantenerme en el juego y seguir luchando incluso si las cosas no salían como yo quería", aseguró.

Además: Nadal agranda su leyenda con un duodécimo Roland Garros

También el argentino Guido Pella, cabeza de serie número 26, necesitó más de tres horas y media para derrotar al italiano Andreas Seppi por 6-4, 4-6, 4-6, 7-5 y 6-1 en un partido cuyo esfuerzo puede pasar factura en la tercera ronda.

El español Roberto Bautista ganó con facilidad al retirarse el belga Steve Darcis en la tercera manga por un problema físico cuando iba perdiendo por 6-3, 6-2 y 4-2.

- Poca práctica en hierba -

Pero otro miembro de la "armada" española, Marcel Granollers, fue eliminado por el francés Ugo Hubert en un partido también rocoso.

"El tenis en hierba cada día es una historia distinta y de un día a otro pueden pasar mil cosas", dijo su compatriota Feliciano López, quien pese a la confianza que le había dado su doble victoria -en individuales y dobles- en el torneo de Queen's, jugado sobre la misma superficie, también cayó en esta fátidica segunda ronda de Wimbledon.

También: Sharápova intenta superar lesión para jugar torneo en España

"En este torneo hay muchas sorpresas", afirmó, tal vez porque "la hierba es una superficie donde mucha gente no tenemos la oportunidad de jugar suficiente".

Se vieron también empujados hacia la salida el argentino Leonardo Mayer, de 32 años y número 59 de la clasificación ATP, y el uruguayo Pablo Cuevas, 44º mundial, que fue eliminado por el verdugo de Zverev en primer ronda, el checo Jiri Vesely.

Djokovic busca su camino hacia un quinto trofeo en Wimbledon. Foto: AFP/END

En el cuadro femenino, la checa Karolina Pliskova, número tres del mundo que llega con fuerza a la competición tras haberse proclamado campeona del también británico torneo de Eastbourne, sacó de la competición a la puertorriqueña Mónica Puig por 6-0, 6-4 en una hora de partido.

Y la joven prodigio estadounidense Cori Gauff, que a sus 15 años venció a la quíntuple campeona Venus Williams en primer ronda, intentaba seguir avanzando en un partido tardío contra la eslovaca Magdalena Rybarikova, que llegó a las semifinales de Wimbledon en 2017.