• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Con un ritmo ofensivo huracanado que no da señales de bajar su intensidad, Dwight Britton iniciará la segunda vuelta del Campeonato Germán Pomares Ordóñez como el flamante líder de los bateadores y el máximo empujador de carreras, además de ser el sublíder en cuadrangulares, lo que deja abierta la posibilidad de verlo fajarse en busca de la triple corona de bateo.

Britton cerró la primera fase del Pomares con promedio de .453 puntos, muy por arriba del .418 de Ofilio Castro de los Dantos, además es líder en carreras empujadas con 62, con las que supera las 53 producidas de Ramón Flores (Estelí) y Sandy Bermúdez (Chontales), y por si fuera poco, el costeño colecciona 12 cuadrangulares, con los que está al acecho de Juan Carlos Urbina (Bóer), quien tiene 15 batazos de vuelta entera.

“La verdad no estoy pensando en la triple corona, porque sé que todavía quedan 15 partidos más por jugar, si me pongo a pensar en eso, siento que puedo desenfocarme, así que trataré de salir a jugar fuerte en cada partido”, señaló Britton.

Dwight Britton . Archivo/END

“Casi todos los peloteros se ponen como meta buscar algún liderato, yo lo que trato es de mantenerme sano y si algún liderato está al alcance, pues bienvenido sea. Pero mi principal objetivo es seguir aportando al equipo de la Costa Caribe”, agregó.

En la segunda etapa

Durante la primera ronda, Britton fue el alma, vida y corazón de la Costa Caribe, su empuje ofensivo fue una de las claves que le permitieron a la tropa que dirige Davis Hodgson, lograr el pase a la segunda ronda, misma a la que accedieron luego de superar en un juego extra a Masaya.

Para la segunda parte del Pomares, y con la incorporación de los refuerzos Enmanuel López (receptor) y Marbel Olivas (jugador de cuadro), Britton espera que el equipo pueda navegar por aguas más tranquilas.

“Tuvimos algunos problemas para levantar nuestro nivel de juego en la primera ronda, pero al final logramos cerrar fuerte para alcanzar la clasificación, la idea es mantener ese ritmo para seguir avanzando”, comentó Britton.