•  |
  •  |
  • END

México, D.F.


Nada parece perturbar la confianza de Juan Palacios, el Campeón Mundial Interino en las 105 libras, que el próximo sábado defenderá su reinado ante el boxeador azteca Erick Ramírez. Se ve fuerte, muy ágil, listo para enfrentar el reto y resolverlo.

En el Lobby del Hotel Ramada Reforma, “El Exterminador” le lanzó una seria advertencia a su rival, y lo hizo con el aplomo y la determinación del guerrero listo para la gran batalla: “Ramírez no me quita el sueño y lo enviaré tempranito a su casa porque soy mejor boxeador, confío en mi calidad y vengo con una extraordinaria preparación”.

Tanto optimismo manifestado por Palacios se debió a los elogios que ayer recibió en el gimnasio Romanza, en donde entrenó por tres horas y que es propiedad del reconocido y exitoso entrenador mexicano Ignacio Beristain, quien construyó al Finito López, preparó a Oscar De la Hoya y actualmente tiene a los hermanos Márquez.

“Don Nacho Beristain se me acercó y me dijo que era un excelente boxeador y que el sábado ganaría sin mayores problemas. Eso fue emocionante para mí. Pero además, todos los mexicanos que estaban viendo mi entrenamiento se quedaron asustados al ver mi excelente definición muscular. A todos los impresioné en tan poco tiempo”, manifestó el Campeón.

¿Saliste en el peso?

Salí en 105 libras y un cuarto. El peso nunca ha sido un problema para mí. Como ves, no estoy sufriendo para dar la categoría. Además, me siento fuerte, con mucha fibra y en plenitud de forma.

Aunque está alojado en el mismo hotel, Palacios no ha visto a Ramírez, aunque aseguró que “estoy seguro que anda asustado con todo lo que seguramente le han hablado de mí”.

Por la tarde Ramírez bajó al restaurante del hotel y aseguro que “Palacios es un buen boxeador, pero para vencerme necesitará darme con un tubo de acero porque sus golpes no me causarán ningún daño”, al mismo tiempo que apretaba sus puños y mostraba el abdomen.

Palacios está siendo acompañado por su entrenador Ray Mendoza, sus manejadores Mario García y Kendrick García, su preparador físico Alejandro Schmidt y el enviado por Don King, Juan González.

Esta mañana todo el grupo de nicas acompañará a Palacios, quien junto a su rival visitará un hospital de niños con cáncer, como parte de la promoción de esta pelea organizada por el promotor Ignacio Huizar.

Mientras se acerca la hora, Palacios se ve muy bien, consecuencia de una preparación tan estupenda como su confianza.