• Los Ángeles, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

Los Clippers oficializaron este miércoles la contratación en la agencia libre del alero Kawhi Leonard y el traspaso por Paul George, dos movimientos que los sitúan como favoritos al anillo de la NBA en la próxima temporada.

El cuadro angelino no reveló los detalles del contrato de Kawhi, MVP de la última Final al llevar a los Toronto Raptors al título frente a los Golden State Warriors (4-2), pero ESPN y The Athletic informaron de que se trata de una vinculación por tres años y 103,1 millones de dólares, con una cláusula de salida para el jugador después de la segunda campaña.

Lea: Elijah Allen, antigua estrella del baloncesto, muere durante un partido de veteranos

George, por su lado, fue traspasado por los Oklahoma City Thunder, y aún tiene tres años de contrato por delante, con una salida anticipada también de cara a la temporada 2021-2022.

Imagen con la cual fue anunciada la llegada de Leonard a los Clippers. Foto: Cortesía/END

Los Thunder recibieron al base canadiense de 20 años Shai Gilgeous-Alexander, al veterano italiano Danilo Gallinari y un paquete de selecciones del Draft de la NBA a cambio de George.

De interés: Dos heridos graves durante accidentada celebración de los Raptors

"Este es un momento histórico para nuestra organización y para nuestros aficionados", dijo el presidente de operaciones Lawrence Frank.

"Estamos agradecidos y nos sentimos honrados porque Kawhi Leonard decidiera volver a casa y unirse a los L.A. Clippers. Tenerle de nuestro lado es un tremendo privilegio y una increíble responsabilidad que nos tomamos muy en serio. Sus expectativas, y las nuestras, son pelear por títulos", agregó.

Además: ¿Vale tanto Davis?

Leonard, criado en las afueras de Los Ángeles, fue uno de los agentes libres más deseados del mercado y negoció con los Raptors, los Lakers y los Clippers antes de tomar una decisión sobre dónde jugar la próxima temporada.

El alero se había unido a Toronto procedente de San Antonio en julio de 2018 tras forzar un traspaso de los Spurs, con los que le quedaba un año de contrato y ya había ganado un título de la NBA en 2014.