•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Aunque la mentalidad del mánager de la selección nacional, Julio Sánchez, es ganar por lo menos dos juegos a Cuba, el timonel pinolero no pierde de vista que la serie contra la tropa caribeña será el único tope que tendrá para definir el plantel del 24 peloteros que irán a los Juegos Panamericanos de Lima 2019, y que por lo tanto necesita darle suficiente actividad a los jugadores que no han sido probados a nivel de selección.

Para el primer partido contra Cuba, Sánchez adelantó que saldrá al terreno de juego con Norlando Valle de primer bate y en el jardín central.Archivo/END

Sánchez confirmó para este viernes en el primer partido de la serie, programado para jugarse en León desde las 6:00 p.m., a Fidencio Flores como abridor, en el duelo del sábado en Managua (4:00 p.m.) tirará Wilber Bucardo y el domingo en Matagalpa (11:00 a.m.) subirá a la colina el veterano Gustavo Martínez. Para el último partido en Rivas (6:00 p.m.), todavía no se ha definido quién abrirá.

“No hay programada una determinada cantidad de entradas para cada lanzador, eso lo va a dictar el juego, nosotros queremos ganar y si el abridor está haciendo un buen trabajo, ahí lo vamos a dejar”, comentó Sánchez.

“En esta serie uno de nuestros objetivos específicos es que los muchachos hagan sus ajustes, que el bateo se calibre ante ese picheo de los cubanos y que nuestros lanzadores también hagan sus ajustes ante los artilleros rivales. Todo mánager quiere ganar, en ese sentido soy optimista”, agregó.

Aunque la mentalidad del mánager de la selección nacional, Julio Sánchez, es ganar por lo menos dos juegos a Cuba. Archivo/END

Así alineará

Para el primer partido contra Cuba, Sánchez adelantó que saldrá al terreno de juego con Norlando Valle de primer bate y en el jardín central, luego le seguirían Darrel Campbell en tercera, Javier Robles en el jardín derecho, Wuilliams Vásquez sería el bateador designado, Ofilio Castro cubrirá la segunda, Jilton Calderón patrullará el jardín izquierdo, Edgard Montiel estará en la inicial, Luis Allen en la receptoría y Benjamín Alegría en el campo corto.

El timonel nacional enfatizó que a lo largo de los cuatro juegos se tratará de darle más oportunidad a los peloteros que están luchando por un puesto.

“En esta serie uno de nuestros objetivos específicos es que los muchachos hagan sus ajustes.Archivo/END

Oportunidad de jugar

“Esta es una buena oportunidad para que los peloteros nuevos que fueron convocados muestren si tienen el nivel para estar en la Selección. En el equipo hay cuatro receptores, pero solo van a ir dos a Lima, en el cuadro interior ya están casi todos completos, luego de la salida de Elmer Reyes, en los jardines hay seis jugadores y solo vamos a llevar cinco, porque hay que recordar que Isaac Benard se va a unir al equipo en Perú. Y de los lanzadores tenemos 14 y solo van a viajar 11”, señaló Sánchez.

Dwight Britton, firme en el liderato de bateo del Germán Pomares

“A todos los peloteros se les dará oportunidad, aunque se debe tomar en cuenta que hay jugadores que son intocables en la selección. Sin embargo, los peloteros que están luchando por un cupo van a tener actividad en por lo menos un juego, para así evaluarlos con justicia”, agregó.

¿Acabará la mala racha?

Según datos brindados por la Comisión Nicaragüense de Beisbol Superior (CNBS), la escuadra nacional suma 21 partidos consecutivos sin poder ganarle al conjunto cubano, el balance en esos duelos es de 20 derrotas con un empate.

La última victoria de los pinoleros ante los antillanos ocurrió el 30 de septiembre de 2001, con marcador de 5-1 en un partido recortado a cinco entradas por lluvia y con Cairo Murillo en el montículo.