• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Es difícil recordar entre 1935, cuando enfrentamos oficialmente a Cuba por primera vez en un duelo que se perdió 13 por 7, y hoy, un partido –aún amistoso- en que el equipo pinolero sin ganar, se haya visto superior en casi todo –excepto en velocidad-, como el realizado la noche del viernes en León durante un tenso empate 1-1.

En ese primer juego de cuatro programados, Nicaragua lanzó mejor, le pegó a la bola con superior consistencia, y pese al error de Campbell, lució más ágil y seguro en la defensa, sobre todo en el cuadro interior.

Lea: Cheslor Cuthbert se hace sentir con cuadrangular en triunfo Kansas City

Este equipo cubano, no es mete-miedo, y eso explica porque perdió tres veces con los universitarios de Estados Unidos, que no estarán en los Panamericanos de Lima.

No dudo que la incorporación en la alineación de Yurisbel Gracial, un All Star en Japón, Roel Santos, Yordan Manduley y Stayler Hernández, revitalizará la ofensiva, pero ellos no están aquí, y eso permitió estar cerca de la victoria con hombre en segunda sin out en el cierre del noveno. Lamentablemente, Meza como corredor emergente por Vásquez quien abrió con doble, se descuidó y fue sacado out con batazo frontal al short de Ofilio.

Por supuesto que ganar un amistoso, no provoca el sonar de los claros clarines, pero tratándose de Cuba, se festeja. Foto: Archivo/END

GOLPE Y CONTRAGOLPE

Por supuesto que ganar un amistoso, no provoca el sonar de los claros clarines, pero tratándose de Cuba, se festeja, y además, es una señal alentadora para un equipo como el nuestro aguijoneado por tantas interrogantes.

La mayor duda, giraba alrededor del pitcheo y en forma inesperada, los cuatro brazos utilizados: Fidencio Flores, Wilton López, Junior Téllez y Wilber Bucardo, lograron imponer el orden a un equipo joven, nada que ver con los viejos conocidos. Cuba abrió el marcador en el segundo sin poder sacarle verdadero provecho a una opción de bases llenas sin out.

De interés: Nicaragua y Cuba igualan a una carrera en primer duelo amistoso

El ponche de Fidencio a Yunior Ibarra, fue clave porque no permitió poner la bola en juego. Un batazo de Ricardo Ramos al jardín derecho fildeado por Robles, empujó a Samón desde tercera.

Nicaragua respondió en el fondo del cuarto episodio, después de un discutible safe de Campbell en primera en retorno sobre un viraje, y de un strike que fue calificado bola para un pasaporte, sacando de sus casillas al pitcher de apertura Lázaro Blanco, All Star en la última Serie del Caribe. El segundo de los tres hits de Jilton Calderón, un bombo difícil con bate quebrado, facilitó el empate 1-1.

Por supuesto que ganar un amistoso, no provoca el sonar de los claros clarines, pero tratándose de Cuba, se festeja. Foto: Archivo/END

SUSPENSO EN EL CIERRE

La pizarra no volvió a moverse al adueñarse los tiradores de las riendas del juego. Blanco salió después de seis entradas y Pedro Álvarez entró en acción, siendo golpeado por el doble abridor de Vásquez en el cierre del noveno.

Con Ofilio en turno, Meza fue enviado a correr y perdió el control con un batazo de frente al short, resultando out en segunda.

Además: Sexta derrota de Erasmo Ramírez con los Medias Rojas de Pawtucket

Casi es doble play pero Ofilio se apuró antes de ser reemplazado por Britton, un extraño caso de un jonronero y empujador, líder de bateo en el Pomares, no utilizado.

Un trancazo de Victor Duarte que pareció decidir el juego, bien fildeado en el bosque izquierdo, obligó al manager Anglada a traer en carácter de urgencia a Frank Medina, quien sacó el último out sellando el empate…Fue llamativo el accionar defensivo desplegado por el short Benjamín Alegría, llegándole a pelotas con alto grado de dificultad y tirando con precisión para sacar constantemente outs importantes.

¿Podrá Cuba mostrar crecimiento en el resto de la serie, o quedará expuesto a ser derrotado? El viernes quedó flotando esa duda. Así que, ya veremos, como decía mi abuelo.