• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Tras lo mostrado en dos primeros partidos vistiendo la camisa de la Selección Nacional de Beisbol, Víctor Duarte ha dejado en claro que tiene el temple necesario, para hacerse un especio en el equipo que irá a los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

El artillero sureño fue pieza clave en el éxito de la escuadra pinolera 4-1 sobre Cuba, en el segundo duelo de la serie amistosa celebrado este sábado en el Estadio Nacional Dennis Martínez, los nacionales jugaron casi perfecto para romper una racha 20 partidos seguidos y 18 años sin garle a los antillanos.

Lea: ¿Será cierto este pitcheo?

Duarte estuvo en el duelo de 4-2 con un cuadrangular productor de dos carreras en la tercera entrada, que sirvió para abril el camino al éxito a la tropa que dirige Julio Sánchez. Wuilliams Vásquez también aportó un jonrón solitario en el cuarto capítulo para ampliar el marcador.

Jorge Bucardo caminó perfecto cinco entradas ante la escuadra cubana. Foto: Carlos Motealto/END

Con el batazo de vuelta entera de Duarte, la escuadra pinolera rompió una racha de 45 entradas sin conectarle de cuadrangular al picheo de Cuba en topes amistosos, el último en castigarlos con un jonrón había sido Renato Morales en el 2015, según datos brindados por la Comisión Nicaragüense de Beisbol Superior (CNBS).

“Este era el trabajo que yo venía hacer con la Selección. Le doy gracias a Dios, me siento muy orgulloso y motivado. Yo vine al equipo nacional con un objetivo y lo estoy cumpliendo”, apuntó Duarte.

De interés: Nicas, mejores en todo

“No puedo describir lo que pasaba por mi mente cuando estaba recorriendo las bases luego del cuadrangular. Lo único que yo siempre tengo presente es darle gracias a Dios pases lo que pase. Mi mentalidad es pelear por un cupo para ir a Lima, eso voy hacer en todos estos juegos”, agregó.

JORGE BUCARDO PEFECTO CINCO ENTRADAS

Jorge Bucardo, abridor de la tropa nacional realizó una labor perfecta durante cinco entradas ante Cuba y aunque la posibilidad de una hazaña de dicha magnitud era algo muy atractivo, al final se decidió poner a prueba otros brazos de equipo.

Nicaragua arriba en la serie amistosa contra Cuba. Foto: Carlos Montealto/END

“Gracias a Dios viene un buena forma y el equipo me ayudo también, eso fue fundamental para lograr la victoria. Tuve buena comunicación con el receptor (Rafael Estrada), los picheos que yo pensaba, él me los pedía”, apuntó Jorge Bucardo.

Además: Nicaragua y Cuba igualan a una carrera en primer duelo amistoso

“Uno se mentaliza para tirar cinco entradas, todavía me sentía algo cansado de la última salida que tuve con los Dantos en el Pomares, así que le pedía a Cairo Murillo (coach de picheo de la Selección), no abusar mucho de mi brazo”, explicó el lanzador nacional.

En tanto para el timonel, Julio Sánchez, los dos primeros partidos de la serie amistosa contra Cuba, le han dejado una grata sensación pensando en el Torneo de Beisbol de los Juegos Panamericanos.

“Esta victoria ante nos estimula mucho para ir a Lima a pelear, vamos a un grupo duro donde nos vamos a topar con Puerto Rico y República Dominicana. Pero este equipo ya ha demostrado que se pueden fajar ante cualquiera”, comentó Sánchez.