• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Al finalizar la temporada de 2018, con los Dodgers sobreviviendo en un juego extra con los Rockies para ganar su división en la Liga Nacional, antes de extenderse hasta la Serie Mundial que perdieron entre un dramatismo indescriptible frente a los Astros, me preguntaba ¿Qué tan bueno es realmente Cody Bellinger?

Después de verlo debutar tan espectacularmente en el 2017 a los 21 años, estableciendo récord para un novato en el llamado viejo circuito con 32 cuadrangulares y empujando 97 carreras en 132 juegos –recorte de un mes en el inicio de la campaña, pensamos en más de 40 jonrones y más de 100 remolques en su segundo año, ese que según Ted Williams hay que mantenerlo bajo la lupa, porque dice mucho sobre lo verdadero y lo fantasioso de una impresión tan en la madrugada de una carrera. ¿Y qué pasó en el 2018? Bellinger en acción durante 162 de los 163 juegos con los Dodgers, decreció en su rendimiento drásticamente.

Tuvo que conformarse con 25 jonrones y 76 impulsadas, cifras buenas, pero no impactantes, y su promedio de 260 puntos certificaba su utilidad, pero no un ascenso al estrellato. Eso provocó que las expectativas de frente a su tercera campaña fueran prudentes.

Un volcán en erupción

Cody Bellinger, como un firme aspirante a las tres coronas, en una batalla apasionante con Yelich, cuyo desenlace es imprevisible. Archivo/END

En la Liga Nacional, este 2019 iba a ser el año de Bryce Harper y Manny Machado, peloteros de 300 millones con Filis y Padres, sin perder de vista a Christian Yelich, quien vaticinó audazmente una temporada fuera de serie con más de 50 jonrones, sin saber que el novato de los Mets Pete Alonso aparecería bruscamente en pantalla, y que Josh Bell de los Piratas asombraría limpiando bases y bateando frenéticamente.

Pero ha sido hasta hoy el año de Cody Bellinger, como un firme aspirante a las tres coronas, en una batalla apasionante con Yelich, cuyo desenlace es imprevisible. Al 15 de julio, Bellinger en 96 juegos de los Dodgers, dispara 33 jonrones, ocho más que el año pasado en 162, y empuja 75 carreras, apenas una menos.

Esto es un alarde, complementado con ese promedio de 341 puntos, sublíder en la Liga. Son cifras que estremecen el beisbol, como creíamos solo podía hacerlo el fenomenal Mike Trout, atrás de Bellinger en todos esos casilleros en la Liga Americana. ¿Será capaz de mantener ese ritmo ofensivo? Si lo logra, tendremos que considerarlo como un nuevo “monstruo” del tolete.

Cápsulas.

Los dos imparables de Cheslor Cuthbert, elevando su promedio a 290 puntos, y haber empujado su carrera número 21, le permiten continuar dándole forma a su afianzamiento en el line-up de los Reales de Kansas City.

Cheslor Cuthbert, eleva su promedio a 290 puntos.Archivo/END

Max Fried, el joven pícher de los Bravos de Atlanta, que solo ganó un juego en el 2017 y otro en el 2018, llegó a 10 victorias por 4 reveses, imponiéndose a los Cerveceros de Milwaukee 4-2…En Filadelfia, superando un inicio incierto, el zurdo Clayton Kershaw se apuntó su octavo triunfo por dos reveses, superando a los Filis.

Los Dodgers ganaron por paliza 16-2 y muestran ventaja de 15 juegos sobre Arizona en la división oeste de la Liga Nacional, la más desequilibrada…Travis D’Arnaud, de Tampa, conectó tres jonrones contra los Yanquis, el último sobre la bola de humo de Aroldis Chapman, asegurando el triunfo de los Rays 5 por 4 en el noveno…El cubano Yasiel Puig, ahora con los Rojos de Cincinnati, disparó su jonrón 22, mientras su equipo doblegaba a los Cachorros de Chicago 6 por 3.

Los jonrones 19 y 20 de George Springer no evitaron el revés de los Astros 9-6 frente a los Angelinos sin Mike Trout.