• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Consistente, oportuno y agresivo se mostró Cheslor Cuthbert en la victoria por paliza de 11-0 que los Reales de Kansas City le propinaron a los Medias Blancas de Chicago la noche de este martes. Y es que el nicaragüense conectó dos imparables e impulsó una carrera en cuatro turnos al bate, forjando una actuación que le permitió elevar su promedio ofensivo a 296 puntos y que bien resume lo que ha sido en la actual temporada en busca de afianzarse en el line-up de los Royals.

Por segunda noche consecutiva, el inicialista costeño ligó par de cañonazos, arribando así a 42 incogibles en 37 partidos en este 2019, mismo recorrido en el que impulsa 22 carreras y anota otras 11, negocia cinco bases por bolas y se poncha en 35 ocasiones. Además, sumen entre sus batazos cinco jonrones y seis dobletes.

Su accionar

Por segunda noche consecutiva, el inicialista costeño ligó par de cañonazos, arribando así a 42 incogibles en 37 partidos en este 2019. Archivo/ENDProducto de los sencillos de Adalberto Mondesí y Alex Gordon, más el triple remolcador de dos carreras de Hunter Dozier en un temprano operativo de los Reales, Cheslor Cuthbert, quien alineó como sexto en el orden al bate, tuvo su primera oportunidad ante el picheo de los Medias Blancas en el propio primer episodio, que terminó convirtiéndose en el tercer out, luego que el abridor Dylan Cease le propinara su ponche 35 de la actual temporada.

Apenas dos episodios más tarde, Cheslor volvió al cajón de bateo y se vengó de Cease, conectándole un imparable hacia el jardín central, luego de descifrar una recta de cuatro costuras que se movía a 95 millas por hora y que era tan solo el primer lanzamiento de ese turno. En seguida, intentando avanzar a tercera tras un sencillo de Bubba Starling que impulsó desde la antesala a Jorge Soler, Cuthbert fue puesto out. En esa entrada, producto de tres hits y un error de los Medias Blancas, Kansas City amplió su ventaja a 4-0.

Batazo oportuno

Cheslor volvió al cajón de bateo y se vengó de Cease, conectándole un imparable hacia el jardín central. Archivo/ENDEl tercer duelo entre Cease y Cheslor ocurrió en la parte baja del quinto episodio, justo en el primer inning que el abridor de Chicago consiguió completar de forma perfecta. Ponchó uno tras otro a Dozier y a Soler, para luego dominar a Cuthbert en un roletazo a las paradas cortas. Para entonces, los Reales mandaban en la pizarra 6-0, pues a las cuatro carreras marcadas en el primer tercio del juego, le sumaron dos en el cuarto capítulo, producidas ambas por el jonrón dentro del parque de Whit Marrifield.

En la séptima entrada, los Royals atacaron al relevista Dylan Covey, y el cierre de tal ofensiva lo protagonizó Cuthbert con su empujada número 22 de la temporada y la 101 de su carrera en MLB. Con Alex Gordon, Hunter Dozier y Jorge Soler corriendo en las colchonetas, Cheslor se fajó al primer envío una recta cortada de 90 millas y conectó un sencillo por el bosque derecho que impulsó a Gordon con la séptima anotación de Kansas City.

El tercer duelo entre Cease y Cheslor ocurrió en la parte baja del quinto episodio, justo en el primer inning que el abridor de Chicago consiguió completar de forma perfecta. Archivo/ENDUn capítulo después, la tropa del nicaragüense se desbordó con un racimo de cuatro carreras, con las que sellaron la paliza de 11-0. Esta victoria de los Reales tuvo como gran protagonista al abridor Glenn Sparkman, quien tiró el juego completo y se apuntó la blanqueada.