• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Juan Barrera no se incomoda al ser consultado sobre su regreso a Nicaragua, es más, no titubea a la hora de señalar que está “contento” de volver al futbol nacional.

Según refirió, está consciente de que su llegada al Real Estelí, tras poco más de cuatro años seguidos jugando en el extranjero, ha despertado cierto “morbo” en quienes siguen el balompié nicaragüense, una situación ante lo cual se limita a explicar su inesperado retorno, expresando que deseaba jugar otra vez en su país.

“Es una decisión como tantas que uno toma en la vida. Quería venir a jugar a Nicaragua, y pues decidí volver al Real Estelí, un club que todos saben es mi casa y que, aunque algunos no quieran verlo así, por sus estadísticas es considerado uno de los mejores de Centroamérica”, confesó el máximo goleador histórico de la selección nacional.

Tenía otras ofertas

Una de las razones por las cuales el regreso de Barrera al Real Estelí es visto con extrañeza es que se le considera un jugador todavía apto para seguir probando suerte en el extranjero. Sin embargo, por razones que prefiere guardarse para sí, el centrocampista decidió cerrarle las puertas a clubes internacionales que intentaron obtener sus servicios, según contó en una breve entrevista con El Nuevo Diario.

Una de las razones por las cuales el regreso de Barrera al Real Estelí es visto con extrañeza es que se le considera un jugador todavía apto para seguir probando suerte en el extranjero. Archivo/END

“Sí recibí otras ofertas de equipos de Guatemala, El Salvador, Costa Rica, Panamá, Venezuela y Bolivia”, señaló el principal referente de la azul y blanco, quien ya ha jugado con clubes de Australia, Guatemala, Venezuela y Colombia.

“Por ahora, igual que el resto de integrantes del Real Estelí, estoy enfocado en los retos que vienen para el club, me refiero a la Liga de Campeones de la Concacaf y al torneo local. Ya el tiempo dirá si me quedo en Nicaragua o volveré al extranjero”, respondió el “iluminado”, al ser cuestionado sobre si su retorno al futbol nacional era definitivo.

Asimismo, a la pregunta sobre si su nivel futbolístico disminuiría por la baja calidad de la liga nicaragüense, Barrera respondió: “no creo que sea así, porque si el jugador mantiene su ritmo de entrenamiento y una preparación exigente, su nivel de futbol no se verá afectado por el nivel de la liga en la que juegue. En mi caso, por ejemplo, yo sé cómo mantener mis condiciones físicas y mi nivel futbolístico. Además, el futbol ahora es más global y las formas de entrenar son casi iguales en todo el mundo”.