• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • AFP

En medio del constante fracaso de los Reales de Kansas City, un equipo que tras perder ayer empeoró su récord a 37 victorias con 65 derrotas, Cheslor Cuthbert está empeñado en demostrar su utilidad como bateador de todos los días, y al parecer ha encontrado la fórmula para lograrlo. Este domingo, por ejemplo, conectó dos imparables, impulsó dos carreras y elevó su promedio a .298, haciendo gala de ese ritmo ofensivo que la he permitido ganarse la titularidad en un equipo que la había descartado.

El de ayer ante Cleveland fue su juego multihits número 14 de la temporada y el sexto de dos o más carreras impulsadas, incluyendo uno de tres y otro de cuatro remolques. Además, llegó a ocho dobletes en el 2019 y a 25 empujadas, a la vez que recibía el ponche 37 en 161 turnos oficiales al bate. Con los dos imparables conectados frente al picheo de los Indios llegó a 48 cañonazos (6 jonrones) en 42 juegos, mismos en los que presenta un porcentaje sobre las bases de .331 y un slugging de .460.

El pelotero nicaragüense está sobresaliendo en la ofensiva de los Reales. AFP/END

De los peloteros que alinearon este domingo por los Reales, en su mayoría los titulares indiscutibles, solo Whit Merrifield, la figura ofensiva más destacada de Kansas City, supera a Cuthbert en promedio ofensivo al batear para .309. Esto refiere mucho sobre el gran trabajo del infielder nicaragüense.

De turno en turno

Los Reales se pusieron al frente en el marcador en tan solo el primer episodio, siendo Cuthbert el protagonista de tal acción. Con dos outs en la pizarra, el abridor de los Indios, Zach Plesac, le dio bases por bolas consecutivas a Hunter Dozier y a Jorge Soler, luego de lo cual Cheslor, el sexto bate y tercera base de los Reales, lo estremeció con un doblete por el jardín izquierdo que movió el marcador a 1-0. Fue el octavo doble del nicaragüense y su carrera impulsada número 24 de la actual campaña.

Cheslor Cuthbert, beisbolista nicaragüenses. Archivo/END

En sus dos siguientes visitas al plato, Cuthbert fue dominado por Plesac. En la tercera entrada, misma en la que Kansas City amplió su ventaja a 2-0 por el jonrón de Soler, el costeño se ponchó al hacerle swing a un cambio de velocidad tras haber llevado la cuenta al máximo. Luego, en el sexto capítulo, cuando su equipo ya perdía 3-2, alcanzó la inicial tras haber conectado un roletazo por las paradas cortas que sirvió para forzar en la intermedia a Soler. De la primera base no se movió, pues ya con dos out en el pizarrón, Humberto Arteaga falló en un roletazo por el sector de la segunda almohadilla.

Su última aparición en escena ocurrió en el octavo episodio, mismo en el que los Reales anotaron su tercera carrera. Como en la primera entrada, Cheslor llegó al cajón de bateo con dos out en la pizarra y dos corredores (Dozier y Soler) en las colchonetas, situación que aprovechó para descifrar al relevista Adam Cimber y con un sencillo por el bosque central mover el score a 5-3.

En su último chance, los reales se acercaron a una carrera por el trancazo de cuatro bases conectado por Bubba Starling, pero no tuvieron fuerza para más y al final cayeron por vez 65 en la actual temporada, la segunda cifra de reveses más alta de las Grandes Ligas.