• Lima, Perú |
  • |
  • |
  • AFP

Sin bateo (solo 3 imparables) ni picheo (7 carreras) y con una defensiva preocupante(4 errores), la selección de Nicaragua lució pobre y desajustada en su debut en los Juegos Panamericanos Lima 2019, sufriendo ante Puerto Rico una derrota 7-3 que recortó drásticamente las pretensiones de avanzar a la siguiente ronda, sobre todo, por el rival de hoy: República Dominicana.

Este descalabro sufrido contra los puertorriqueños obliga a la selección nacional a vencer a los dominicanos, porque de lo contrario, el sueño de la segunda vuelta llegaría a su fin, y por lo tanto, el partido contra Perú sería uno más de esos juegos de trámite que nadie quisiere jugar. Sin embargo, una victoria hoy haría resurgir las esperanzas de una medalla y le daría mucha importancia al desafío contra los de casa, considerados un rival a modo y ante el cual sin problemas se podría confirmar el boleto a la fase de los cuatro mejores del torneo.

3 imparables conectó la selección de Nicaragua en nueve entradas completas. 	Archivo/END

Así que aún aturdidos por una derrota, cuya forma desconcertó a quienes esperaban un resultado favorable, los seleccionados de Nicaragua tendrán un partido de vida o muerte contra República Dominicana, y la gran responsabilidad de liderar esta rebelión está en manos del leonés Fidencio Flores, de quien se espera una sólida faena monticular. Ante los quisqueyanos urge el despertar del bateo y mayor seguridad en la defensa. Esta vez no hay margen de error, si lo que se pretende es sobrevivir.

No se peleó

Un error del antesalista Darrel Campbell sobre batazo de Osvaldo Martínez y luego un imparable productor de Brahim Díaz le permitieron a Puerto Rico inaugurar el marcador en apenas la primera entrada. Un episodio más tarde, Nicaragua empató las acciones con un doblete de Wuillians Vásquez y con una línea de Edgar Montiel que los anotadores marcaron como error del primera base, pero que tenía más pinta de imparable.

Fue hasta en el cuarto episodio que la igualdad se acabó. Jorge Padilla abrió la tanda con imparable, pero antes de que se convirtiera en una amenaza mayor fue atrapado mientras intentaba robarse la segunda almohadilla. Sin embargo, Bucardo no pudo escapar al castigo boricua, y víctima del sencillo de Jay González y del doblete impulsador de Martínez, vio cómo la pizarra se ponía en su contra 2-1.

Este descalabro sufrido contra los puertorriqueños obliga a la selección nacional a vencer a los dominicanos. Archivos/END

Relevo flaqueó

Dos entradas posteriores, cuando ya el abridor Jorge Bucardo había salido tras una labor de dos carreras (una limpia), siete hits y seis ponches en cinco innings, los boricuas atacaron con tal agresividad al primer relevista, Junior Téllez, que en dos tercios le fabricaron tres carreras, valiéndose del doble de Wilfredo Rodríguez, una base por bolas intencional a González, otro hit de Martínez y un error de la defensiva nica, más el doblete de Jeffrey Rodríguez ante Elías Gutiérrez para poner el juego 5-1.

La reacción de los nicas llegó en el séptimo, el famoso inning de la suerte, cuando Darrel Campbell recibió base por bolas, Vásquez llegó a primera por un error del jardinero derecho, Montiel conectó un sencillo que llenó las bases y Javier Robles pegó el indiscutible que estrechó el marcador 5-3. No obstante, fue Puerto Rico el equipo encargado de ponerle cifras finales a la pizarra, luego que el artillero Kevin Luciano le conectara jonrón de dos carreras a Gutiérrez, para el definitivo 7-3.