• Lima, Perú |
  • |
  • |
  • Edición Web

Apenas comenzaba el proceso de asimilación del nocaut sufrido ante Colombia la noche anterior, cuando Canadá le propinó a Nicaragua otra paliza por diferencia de diez carreras en siete episodios este sábado. Sí, dos nocauts consecutivos, el primero 11-1 y el segundo 10-0. No puede ser casualidad, menos cuando las debilidades son las mismas y quizá hasta más marcadas: picheo vulnerable y bateo escaso. Pese a esto, la medalla de bronce sigue siendo una posibilidad, pero claro, urge hacer ajustes para evitar otro derrumbe .

Desde el principio, la historia ante Canadá no fue menos distinta a la que se escribió un día antes contra Colombia. El picheo flaqueó temprano. En la primera entrada, un jonrón de Tristan Pompey ante el zurdo Elvin García adelantó a los canadienses 1-0. Una vuelta más tarde, el zurdo abridor nicaragüense salió explotado tras un feroz operativo: sencillo de Jordan Procyshen, doblete de Jonathan Malo, otro batazo de dos bases de René Tosoni e imparable de Wesley Darvill. Esa hilera de cuatro cañonazos movió la pizarra a 4-0, marcador que sumado al recuerdo del nocaut de la noche anterior, provocaba escalofríos.

BATEO NULO

Mientras el picheo naufragaba, el bateo también se hundía en la inutilidad. Durante los tres primeros episodios, los nueve bateadores nicas desfilaron mansamente frente al abridor norteamericano Phillipe Renaud.

Desde el principio, la historia ante Canadá no fue menos distinta a la que se escribió un día antes contra Colombia. Archivo/END

Fue hasta en el cuarto inning que hubo una primera reacción, la cual terminó como una valiosa oportunidad perdida. Norlando Valle abrió la tanda con infieldhit –una línea violenta que derribó al pícher canadiense—e Isaac Benard siguió con un doblete. Sin out en la pizarra y con hombres en posición anotadora, el escenario pintaba lo suficientemente bueno para estrechar la diferencia, pero Ofilio Castro falló en batazo dentro del cuadro, Wuillians Vásquez se ponchó mirando pasar el tercer strike y Edgar Montiel conectó un inofensivo elevado al central.

FIN DE LA PESADILLA

En el cierre de esa misma entrada, Canadá marcó su quinta anotación gracias al jonrón de Jonathan Malo contra el relevista Elías Gutiérrez, quien tras dibujar el cero en el quinto, se descontroló en el sexto y salió de escena dejando dos corredores en circulación, de los cuales uno llegó al homeplate luego de un fly de sacrificio de Connor Panas contra Junior Téllez. Este lanzador tampoco pudo frenar la ofensiva final con la que Canadá concretó lo que desde el principio fue una posibilidad latente: el nocaut.

Nada alentador de cara al duelo de este domingo por la medalla de bronce. Archivo\END

Durante ese último capítulo de la historia, el descontrol de Téllez, la velocidad sobre las bases y el bateo oportuno de los canadienses, produjeron un rally de cuatro carreras, siendo la última de estas impulsada por Erick Wood, el autor de la estocada final, del 10-0.

Suena increíble, pero es cierto. Dos nocaut de forma consecutiva y ninguna victoria en la super ronda. Nada alentador de cara al duelo de este domingo por la medalla de bronce.