•   QUITO  |
  •  |
  •  |
  • END

La Argentina no pudo torcer el trauma de la altura y cayó 2-0 ante Ecuador en un partido válido por la 14° fecha de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Sudáfrica 2010. Los goles fueron convertidos por Walter Ayoví y Pablo Palacios; el arquero Elizaga le contuvo un penal a Tevez al promediar el primer tiempo.

A pesar de esta derrota, la Argentina se mantiene entre los cuatro que clasifican directamente a la Copa del Mundo con 22 unidades, pero su rival de esta tarde-noche se ubica en el quinto lugar a sólo dos puntos con cuatro jornadas por disputarse.

La Argentina mostró dos caras muy distintas: en el primer tiempo dominó la pelota y fue mucho más que su rival, pero en el segundo sintió el esfuerzo físico y no tuvo oportunidades ante un Ecuador que fue contundente para quedarse con tres puntos clave.

Argentina sufrió en abril un humillante revés 6-1 ante Bolivia en los 3.600 metros de La Paz. Es la tercera vez consecutiva que Ecuador supera a Argentina de local. Ya lo había hecho en las eliminatorias para Corea y Japón 2002 y Alemania 2006, mundiales en los que los ecuatorianos participaron.

En el primer tiempo la Argentina, contra todos los pronósticos previos, fue más que el equipo local con un gran despliegue físico de todos sus jugadores y una gran solidez de la última línea, con el debutante Nicolás Ottamendi como uno de los centrales.

El equipo conducido por Diego Maradona desafió a su rival y a la altura para salir a jugar de igual a igual, tuvo las más claras y en el minuto 26 contó con un penal cometido por Marcelo Elizaga a Carlos Tévez tras una buena habilitación de Messi al vacío. Tevez se hizo cargo del penal pero su disparo fue contenido por el arquero argentino nacionalizado ecuatoriano.

Las proyecciones de Heinze por izquierda, la solidez de la línea de fondo, el despliegue de Battaglia y Gago, y las combinaciones de Messi y Tevez en la delantera sin la justeza del último pase fueron los argumentos que presentó la Argentina en este primer tiempo.

Ecuador, por su parte, tuvo en Montero, Caicedo y Ayoví sus mejores cartas pero su juego fue muy vertical con centros y tiros de larga distancia como principales cartas ofensivas.

En el segundo tiempo la historia fue bien distinta: Argentina sintió el desgaste físico, mientras que Ecuador tomó la iniciativa del juego y con el ingreso de Pablo Palacios demostró su mejor fútbol jugando casi todo el tiempo en el campo argentino.

El remate de Walter Ayoví desde casi 30 metros que se metió en el ángulo izquierdo de Andújar y un disparo de Pablo Palacios, tras una desinteligencia de Ottamendi y Demichelis, que ingresó al arco por el ángulo derecho del arquero argentino pusieron cifras definitivas a este partido.

El resto fue anécdota y, al igual que en 1996 y 2005, el resultado en Quito fue adverso por 2-0. La clasificación para el Mundial de Sudáfrica 2010 para Argentina ahora tiene cuatro encuentros más: Brasil y Perú en Buenos Aires, más las visitas a Asunción y Montevideo para enfrentar a Paraguay y Uruguay respectivamente.