•  |
  •  |
  • END

René Javier Pineda

Dicen que cada vez que un japonés se enfrenta a Vicente Padilla lanzan sal al terreno de juego para poner de su lado la suerte, contrario a lo que nosotros creemos, la sal es un símbolo de buena suerte para ellos, pero contra el nica casi no da resultado.

Vicente vuelve hoy (6:05 pm) con sus misiles de 95 millas por hora y sus garabatos de 60 a la colina para medirse a los Dodgers de los Angeles y al derecho Hiroki Kuroda, quien sólo ha trabajado en tres partidos este año, pero que está considerado el mejor pítcher que tiene la tropa de Joe Torre.

Una lesión en el tórax ha sacado al nipón del staff de abridores durante una buena parte de la temporada, pero en su última salida dejó en dos pálidos hits a los Filis en 6 entradas con 5 ponches, los derechos le batean .130 y los zurdos .200. Puede lanzar la rápida hasta 97 millas, pero su arma letal es una splitfinger de más de 85.

Padilla tiene brillantes antecedentes ante rivales japoneses en su carrera. La primera vez que se enfrentó a uno como abridor fue el 4 de julio del 2002 cuando tenía del otro lado a Masato Yoshi de los Expos de Montreal, ese día el pinolero trabajó 7.1 entradas con 5 hits sin carrera, dejó el juego ganado 1-0 en la octava, pero su equipo perdió 2-1.

El 29 de julio del 2003 se midió a Kazuhisa Ishi de los Dodgers de los Angeles y se apuntó su décima victoria de ese año al bordar 8 entradas sin carreras, tres hits y 4 ponches, mientras dejaba el desafío ganado 2-0.

El 7 de agosto del 2005 se enfrentó a Tomakatsu Ohka, de los Cerveceros de Milwaukee y Padilla bordó otro juegazo de 7 entradas, dos carreras, 4 hits y 6 ponches. Ese día su equipo, los Filis de Filadelfia, conectaron 10 hits, pero no anotaron carrera y se poncharon 10 veces.

Este año se ha enfrentado dos veces a Koji Uehara y una a Daisuke Matsuzaka. La primera vez contra el pítcher de los Orioles fue el 13 de abril y sólo aguantó 3.1 episodios, soportando 11 hits y 7 carreras limpias; luego tuvieron su revancha el 24 de abril, pero ambos salieron sin decisión a pesar que el nica soportó 4 limpias en 6.2 entradas.

El pasado domingo logró otro gran partido ante un pítcher japonés como es el estelar de Boston Matsuzaka espaciando 4 hits en 7 innings. En seis duelos tiene balance de 2-2, dos partidos sin decisión y efectividad de 3.52. Antes que apareciera Uehara, en duelos con japoneses su efectividad era de 1.23. Sólo contra Uehara le anotaron más de dos carreras limpias.

Vicente intenta hoy mantener sus acciones en alto, demostrando que su brazo conserva el poder, que su actitud puede cambiar y que a pesar de la despiadada campaña que se le realizó en los medios de Texas, su estado de ánimo puede mantenerse en alto callando la boca de los impacientes y escépticos.

Los Dodgers tienen el mejor balance de las mayores, pero en la mayoría de ocasiones Padilla se luce ante equipos de alto funcionamiento. Eso es lo que esperamos esta noche en Arlington.