• Londres, Reino Unido |
  • |
  • |
  • AFP

El Liverpool comenzó la temporada con una goleada 4-1 al Norwich City en un partido disputado este viernes por la noche en Anfield en el que la nota negativa para el vigente campeón de Europa fue la lesión de su arquero brasileño Alisson Becker.

El portero se lastimó minutos antes del descanso cuando realizaba un saque de puerta y tuvo que ser sustituido por el español Adrián San Miguel (39).

A esas alturas del partido, todo estaba ya decidido a favor de los locales, que apenas necesitaron media hora para sentenciar la primera victoria del campeonato.

Los Reds inauguraron el marcador gracias a un gol en contra del defensor del Norwich City Grant Hanley y el egipcio Mohamed Salah (19) y el holandés Virgil van Dijk (28) sentenciaron antes de la pausa.

Antes del descanso, no obstante, los hombres de Jürgen Kloop anotaron incluso un cuarto gol, marcado por el belga Divock Origi (42).

El mediocampista egipcio de Liverpool Mohamed Salah  y  el defensor Trent Alexander-Arnold. AFP/END

Con todo decidido, el Liverpool se relajó en el segundo periodo y el Norwich recortó diferencias gracias a su delantero finlandés Teemu Pukki (64).

Con este triunfo, el Liverpool envía un mensaje a sus rivales por el título, sobre todo a un Manchester City que debutará el sábado en Newcastle: el campeón de Europa quiere esta temporada romper su maldición doméstica y ganar un título nacional que consiguió por última vez en 1990.