Francisco Jarquín Soto
  •  |
  •  |
  • END

El cierre de la segunda fase del Campeonato de Béisbol de Primera División pondrá la presión al máximo a todos los equipos por el embrollo que se armó. El líder, Rivas, que se medirá cuatro veces al Bóer este fin de semana, debe cuidarse del equipo capitalino, que le propinó una barrida la última vez que se midieron.

Cualquier parpadeo será grave. El Bóer, a dos juegos del Rivas, tendrá en esta serie la forma directa de subir a la cima. Para los sureños sería garantizar su clasificación y parece posible luego de ganar siete de sus ocho partidos, pero ya una vez los capitalinos los frenaron en el mejor momento que estaban pasando los rivenses.

El León, también en segundo lugar, le pondrá las cosas más difíciles a Granada, sobre todo porque los Tiburones necesitan con urgencia ganar para reducir los cuatro juegos que los separan de la cúspide.

Estelí, en cuarto, podría sacar de balance al Chinandega, que se mantiene en último lugar, razón por la cual necesita de cualquier forma ganar, mientras que la Costa y Masaya también no pueden darse el lujo de perder. Pero la verdad es que ninguno está seguro, cualquiera puede quedarse en el camino con sólo ocho partidos por jugarse cada equipo y con la tabla de posiciones tan estrecha.