Mariano López
  •  |
  •  |
  • END

La calidad hace la diferencia. Esto se pudo constatar ayer en el segundo duelo de fogueo de la Selección Nacional de Fútbol de Nicaragua, que ante un rival de mayor nivel sucumbió 3-0. Fluminenses de la Liga Profesional de Río de Janeiro Brasil, fue el verdugo de los pinoleros pero esto no debe preocupar a la afición debido a que en la fase de entrenamiento no sólo se está trabajando en lo táctico, sino también en lo físico.

Ante un equipo profesional con oficio, el técnico Otoniel Olivas colocó en el medio campo a tres volantes de contención para frenar el avance de los cariocas. Armando Collado, Franklin López y Marlon Medina fueron los que intentaron desempeñar esa función, esto muestra que el equipo está consciente de lo exigente que será la Copa Oro en la que debutará contra la selección mundialista de México.

Olivas abrió con Espinoza, Carlos Alonso, Avilés, Solórzano, Zeledón, López, Medina, Gabriel Avilés, Wilson, Collado y Wilber Sánchez.

Por los brasileños anotaron Thiago Neves, 34 minutos, de tiro libre, y Carlos Eduardo en la primera parte. El tercer gol lo marcó Leandro Amaral de penal en el complemento.

El equipo volverá a la cancha el próximo sábado ante Nova Iguacu a las 10 de la mañana hora de Brasil.