• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

De aquel All Star cubano imaginario cargado de potenciales big leaguers, que tanto promocionamos durante décadas, hemos saltado a un All Star real en este 2019, aunque todavía con algunos agujeros.

Es inevitable preguntarse frente a lo fantasioso: ¿Cuánto tiempo permanecimos sumergidos en especulaciones finalmente inútiles, haciendo consideraciones sobre posibles proyecciones de peloteros cubanos del calibre de Muñoz, Huelga, Isasi, Casanova, Linares, Kindelan, Ajete y tantos otros, con etiqueta de Grandes Ligas?...Para los cronistas, no fue un tiempo perdido, sino entretenido, haciendo relaciones con peloteros estadounidenses que alcanzaron el estrellato, y cuando estuvieron en el mismo nivel de competencia, no se vieron tan impresionantes como los cubanos.

En este 2019, con el béisbol de las mayores invadido por cubanos entre veteranos y prospectos, podemos atrevernos a elaborar un nuevo All Star, sobre las huellas que trazaron “El Duque” y Liván Hernández, Rey Ordoñez, Kendry Morales y tantos otros. Todavía enfrentamos problemas al buscar un jardinero central de verdad y un par de abridores calificados confiables, como lo hubieran sido varios brazos de épocas pasadas, pero hay material.

José Ariel Abreu sería el primera base del actual equipo cubano Todos Estrellas. Foto: Archivo/END

UN GRAN INFIELD

En primera base José Ariel Abreu de los Medias Blancas, de 32 años, con 24 jonrones y 84 empujadas este año, y cuatro campañas seguidas impulsando más de 100 carreras. Ha disparado 129 hits y registra 273 puntos…En segunda, Jorge Soler de los Reales, 27 años. Es un bateador de 35 jonrones y 87 remolques en este 2019 a lo largo de 121 juegos con 260 de average. Sumaba 36 jonrones de por vida antes del Play Ball con debut en el 2014. De pronto, un “matador de pícheres”.

Pienso en Lourdes Gurriel Jr. de Toronto, con casi 25 años, como short stop pese a lo que defensivamente representa José Iglesias. Gurriel ha conectado 19 jonrones con 47 impulsadas en 79 juegos, racha de 11 juegos con dos o más hits, y 280 de promedio…En tercera, Yoan Moncada de los Medias Blancas, con 24 años, frena a Yady Díaz de los Rays de Tampa ya con 28 años. Moncada se ha volado la cerca 20 veces empujando 59 carreras en 97 juegos, con 301 puntos, en tanto Díaz tiene 14 jonrones y 38 remolques, bateando para 270 en su tercera temporada. Detrás del plato, Yasmani Grandal, de 30 años, ahora con los Cerveceros, un bateador de 20 jonrones y 61 empujadas en su octava temporada.

Yuliesky Gurriel lleaga quieto al home plate. Foto: Archivo/END

EL FACTOR YULIESKY

Como Designado, Yuliesky Gurriel de los Astros, de 35 años atravesando su mejor campaña después de debutar en el 2016, con su motivación carcomida por el paso del tiempo sin poder dar el salto. Es un artillero de 23 cuadrangulares y 83 impulsadas con 302 puntos.

En los bosques, hay que abrirle espacio en el left al destructivo Yordan Álvarez, con 17 jonrones –tres en un juego- y 51 producidas en apenas 48 juegos…Por la derecha, Yasiel Puig, transferido por los Rojos a los Indios, registrando hasta hoy 23 jonrones y 67 impulsadas con 277 puntos…Un problema está en el centro. Guillermo Heredia de Tampa, 28 años (3 HR y 16 CE en 69 juegos) y Leonys Martin de Cleveland, 31 años, no responden con su rendimiento pero a alguien hay que poner, en tanto, apartando al temible rematador Aroldis Chapman, un tirador de 100 millas, con 31 años y medio, líder en salvamentos de la Liga Americana con 32, ponchando a 67 en 47 innings, no se ve ningún abridor.

Se puede improvisar con Néstor Cortes (5-0 en relevos con los Yanquis) o entregarle la pelota cerrando los ojos a Odrisamer Despaigne de los Medias Blancas, pero lo mejor sería ir a buscar al “Duque” o Liván a Miami. Ese es un gran agujero.