• |
  • |
  • Edición Web

Hay partidos que aunque no los pierdas, duele no ganarlos por no haber podido sacarle provecho a las múltiples oportunidades fabricadas con remates desviados, como éste que el Real Madrid con ventaja de 1-0 conseguida en el minuto 81 producto de un “lamparazo” de Benzema, tuvo que resignarse a un empate, por el gol de Sergi Guardiola en el 87.

Jugando con su línea de atrás adelantada en vista del dominio que se ejercía, el Real Madrid ofreció en los primeros 45 minutos, con la pujanza de Bale, la presencia del siempre hambriento Benzema, los movimientos y remates de James, y la incidencia de Kroos, un futbol muy fluido en circulación de la pelota con un manejo preciso, abriendo espacios y facilitando penetraciones, pero sin gol.

Futbol eléctrico, no letal. Eso explica el 0-0 del primer tiempo pese a todo lo hecho por el Madrid en busca del triunfo.

James cerca cuatro veces

James aprovechó su titularidad forzada por la ausencia de Modric, para mostrarse de cuerpo entero, no solo como enlace, sino como rematador. Tres zurdazos, uno entrando al area y dos desde afuera, así como un cabezazo, terminaron en aproximaciones muy cerca de los postes. Cuando salió en el minuto 57 para hacerle lugar a Vinicius, el público en el Bernabeu, se levantó de las butacas para ovacionarlo.

Futbol eléctrico, no letal. Eso explica el 0-0 del primer tiempo pese a todo lo hecho por el Madrid en busca del triunfo.AFP/END

El Valladolid, casi siempre replegado, con el 33 por ciento de posesión, estuvo dependiendo de sus contras, con el Real Madrid volcado. A los 68 minutos, un cabezazo del recién ingresado Jovic, rebotó en la escuadra de la cabaña defendida por Masip, y en el 78, con el 0-0 tambaleándose, Guardiola falló arremetiendo en la frontera del área chica un centro desde la izquierda, estorbando a Unai esperaba un par de metros a la derecha para rematar.

El robo de dos puntos

El gol de Benzema en el minuto 81 fue de alto kilataje. Kroos retrasó un balón a Casemiro que fue más atrás con Varane, quien hace un trazado a Ramos por la izquierda, y éste se conecta con Benzema quien regresa a Varane. El francés hace otra entrega de ida y vuelta desplazándose por la derecha y desde lejos busca a Benzema dentro del área, quien recibe en el sector izquierdo de espaldas, casi sobre la raya del área grande y realiza un giro magistral con potente y certero remate de derecha para el 1-0.

Con tan poco tiempo por delante eso no fue suficiente. En el 87, roban el balón a alguien tan seguro como Kroos, y Oscar Plano se proyecta de inmediato, mete la pelota profundo hasta Sergi Guardiola por la derecha, y su remate sobre la carrera, perfora a Curtois para el 1-1. De esa forma, el Real Madrid vio como le sacaban a última hora dos puntos del bolsillo por falta de puntería.