• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Si en el 2017, Cristofer González (29-4, 19 nocauts) y Eliecer Quezada (23-10-3, 9 nocauts) brindaron una batalla colosal que terminó con el premio de pelea del año, probablemente la revancha de este sábado en el gimnasio Nicarao compita nuevamente. El resultado no cambió, triunfó el excampeón mundial por nocaut en el séptimo asalto, cuando Onofre Ramírez detuvo el pleito ilógicamente. La balanza estaba inclinada hacia “El Látigo”, sí, pero este tipo de combates no merecen un final así, entorpecido por un árbitro.

Después de 8 meses de inactividad, la expectativa estaba centrada en Cristofer. ¿Cómo se mostrará el excampeón tras la pérdida de su título contra Edwards? ¿Podrá triunfar por nocaut? ¿Deslucirá ante el rival que en el 2017 venció por un suspiro en el Puerto Salvador Allende? Esas incógnitas González las respondió positivamente. González ganó bien en medio de un vendaval de golpes durante los primeros cuatro rounds, en los que Quezada mostró velocidad al contragolpe y buenos movimientos de cintura.

González salió como un león. Buscó a Quezada desde el campanazo inicial con una estrategia clara: golpear al hígado con los ganchos para restarle movilidad. Pero el asunto se le alargó más de la cuenta. Eliecer en vez de amilanarse, respondía a las embestidas del excampeón y en varios lapsos le castigó en el rostro. El contragolpe y la velocidad de Eliecer hicieron sudar al “Látigo”.

ASPECTOS A MEJORAR

Después de cuatro rounds parejos, los jueces tenían 38-38 el combate. El quinto y sexto round, Cristofer se los llevó con claridad. Sus golpes al cuerpo hacían más daño y los disparos rectos llegaron con más claridad. Quezada a base de corazón respondía en los contragolpes sin hacer un daño importante.

Fue en el séptimo que con un Cristofer encimado, Eliecer se quejó de un cabezazo. Un impaciente Onofre, interpretó lo de Quezada como indisposición para seguir peleando y decidió detener la pelea con un asalto pendiente. Cristofer estaba arriba en las tarjetas, no obstante, el final de la historia de este combate no debió ser ese. Ahora González apunta a Charlie Edwards. El fuego que lo llevó a ser campeón allí está, eso sí, necesita afinar su puntería. Falló muchos golpes y sigue evidenciando problemas contra peleadores que se le mueven lateralmente.

MÁS RESULTADOS

En otros resultados, el excampeón mundial Byron “El Gallito” Rojas derrotó a Eliezer Gazo por decisión unánime. Marvin Solano venció a Limber Ramírez por la misma vía. En tanto, el prospecto Winston Guerrero le ganó a Wilmer Blass por unanimidad.