• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Entre la incredulidad provocada por el desborde de jonrones que estábamos viendo en esta temporada huracanada desde su propio arranque, con el impulso de novatos del calibre de Fernando Tatis y Vladimir Guerrero, quien se robó el show en el derby, ganado por otro novato, Pete Alonso, de los Mets, apareció en escena el cubano Yordan Álvarez de los Astros de Houston, estremeciendo el béisbol.

Hasta hoy, Álvarez había conectado 21 jonrones en 62 juegos empujando 62 carreras, con promedio de 324 puntos después de apuntarse 73 imparables. De pronto, el 1 de agosto, los Rojos presentan a Aristides Aquino, un dominicano de 25 años, tres más que los 22 de Álvarez, y atrae hacia él todas las miradas tumbando verjas y derribando marcas.

Anoche, durante una derrota de su equipo ante los Marlins, que fue la número 10 para el relevista cubano Raisel Iglesias, el incansablemente enfurecido Aquino, descargó su jonrón 14 en su juego 27, dejando atrás el récord de 13 en un mes, para un novato en la Liga Nacional.

Apareció de pronto

Aquino no estaba incluido entre los 10 mejores prospectos de los Rojos para esta temporada. La lista la encabezaba Nick Senzel quien debutó entre grandes expectativas, sin responder con su rendimiento.

Solo la revista “Street and Smith” colocó a Aquino como número 13, delante del nicaragüense Alex Blandino, número 19. Según los cálculos Aquino estaba programado para hacer su primer intento en la gran carpa en el 2020, pero la salida del cubano Yasiel Puig hacia Cleveland, aceleró su promoción como consecuencia del ruido provocado en las menores.

El joven comenzó a repartir palo y jonroneó consecutivamente en sus juegos 6, 7 y 8, antes de volarse la cerca tres veces el 10 de agosto. Con 7 cuadrangulares en 9 juegos, obligó a seguir sus huellas, y no se ha detenido.

El periodismo dominicano también está asombrado con semejante erupción, fuera del alcance de artilleros como Rodríguez, Pujols y Ortiz. Con solo dos fechas de agosto pendientes, no podrá atacar la marca global en las mayores, que es de 18 jonrones, establecida en 1937 por Rudy York.

Cheslor de 5-1, batea 247

El nicaragüense Cheslor Cuthbert disparó un doble empujador de dos carreras, pero falló cuatro veces y no pudo evitar que su promedio de bateo retrocediera un poco a 247 puntos.

Todavía no hay señales de una necesaria recuperación. Los Reales perdieron 9 por 8 ante los crecidos Atléticos de Oakland.

Las 7 carreras limpias permitidas por el coreano Hyun Jin-Ryu de los Dodgers en su tercera mala salida consecutiva, deterioraron su efectividad hasta 2.35 y prácticamente lo sacan de la pelea por el Cy Young de la Liga Nacional. De no enderezarse, estaría en peligro ser abridor en la postemporada.

El venezolano de los Astros de Houston José Altuve, llegó por vez primera en su carrera a 25 jonrones, pese a que por problemas musculares solo ha estado en acción en 99 juegos. En un gran repunte, Altuve se metió entre los bateadores de 300 puntos…Una vez más ganan los Indios y ganan los Gemelos, así que los de Minnesota siguen aferrados a la punta en el centro de la Liga Americana.

Mike Clevinger de Cleveland, logró su décimo triunfo, en tanto Craig Kimbrel de los Cachorros, aportó su salvamento número 13 en beneficio del triunfo 11 de Jon Lester.