• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Entre el sorpresivo triunfo 3-2 ante Australia y la blanqueada 9-0 sufrida contra Canadá, pasando por la cómoda victoria 6-3 frente a China y las derrotas consecutivas ante Holanda (4-2) y Corea del Sur (9-0), la selección de Nicaragua acumuló cifras discretas en los cinco juegos que disputó durante la primera etapa del Campeonato Mundial Sub-18.

El combinado nacional lanzó de forma colectiva para 4.50 como resultado de haber permitido 20 carreras limpias en 40 episodios completos. Tal efectividad solo fue menor al 22.29 de Sudáfrica, al 8.70 de China y al 6.00 de Panamá, tres equipos que al momento de escribirse esta nota aún tenían un juego pendiente.

Asimismo, la cantidad de carreras limpias admitidas por el picheo nicaragüense solo fue menor a las 52 de Sudáfrica y a las 29 de China, dos selecciones que al concluir la jornada de ayer se situaban en el último lugar de sus respectivos grupos, como consecuencia de presentar un balance de cero victorias con cuatro derrotas.

Promedio y errore

La tropa dirigida por Ramón Padilla acabó la primera fase con un promedio ofensivo de 215 puntos, el tercer registro más bajo del torneo, solo superior al .071 de Sudáfrica y al 195 de China, dos combinados de muy pobre rendimiento en todos los sentidos.

Rayo, es a la vez, el pelotero nica al que más bases por bolas le han otorgado con cinco.Archivo/END

De igual forma, Nicaragua registró la tercera cifra más alta de ponches con 39, solo por debajo de los 44 de China y de los 42 de España, eso sí, con sus 31 imparables se ubicó en el séptimo puesto, detrás de Corea del Sur (49), Canadá (48), Japón (42), Estados Unidos (41), China Taipéi (38) y Australia (33).

Por otro lado, Nicaragua cometió ocho errores, los mismos que China y Corea del Sur. Esta cifra de pifias solo fue menor a la que registró Sudáfrica, cuyos defensores se equivocaron en 15 ocasiones.

Los más destacados

En materia de bateo, el artillero nicaragüense con mejor promedio ofensivo fue Felipe Aguilar, quien antes de quedar fuera por una lesión, promediaba 500 puntos por conectar cuatro imparables en ocho turnos al bate. Detrás de él aparece Róger Leytón, el prospecto de los Reales de Kansas City, que al batear seis hits en 15 turnos promedió .400 y el chontaleño Gustavo Arana, dueño de un average de .364 por sumar cuatro cañonazos en 11 visitas al plato.

Leytón es el hombre de más imparables con seis y Yeffry Montiel el de más carreras impulsadas con cuatro.

Los que más se poncharon en la primera vuelta fueron Anthonny Bassett, Enmanuel Aburto y Elián Rayo, los tres con seis ponches cada uno. Rayo, es a la vez, el pelotero nica al que más bases por bolas le han otorgado con cinco.

En cuanto a picheo se refiere, los lanzadores más efectivos de Nicaragua fueron Samuel Mendoza y Axel Zapata, ambos con efectividad de 1.50, como resultado de haber admitido solo una carrera limpia en seis entradas completas.

Tanto Mendoza y Zapata se apuntaron las dos victorias de Nicaragua, y en el caso de Axel también fue el que más ponches propinó con nueve, seguido por Lesther Medrano (8).

A ronda de consolación

Tras terminar la primera etapa con récord de dos victorias y tres derrotas, Nicaragua no avanzó a la ronda por las medallas, por lo que tendrá que enfrentar a Panamá, Sudáfrica y España en una ronda de clasificación, para definir los puestos del séptimo al duodécimo.