• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El miedo a morir, perturba profundamente. Lo saben muy bien los Indios del Boer, que de perder hoy frente a los Dantos, no tienen más allá.

Lo dramático es que ellos han estado tan cerca de ganar dos veces y no han podido, que su fe se encuentra taladrada, y sienten que hagan lo que hagan, finalmente ganarán los Dantos, ya sea con un estacazo resurgente de Estrada en la parte alta del noveno inning, o dos cohetes de Wiliam Rayo en los episodios 9 y 11, utilizando el sistema de muerte súbita. En cada caso, los Dantos parecían liquidados y regresaron provocando asombro. Ellos mismos se veían sorprendidos.

No creo, que alguien espere que el Boer sea capaz de tres victorias seguidas, incluyendo la de hoy, encontrándose con Jorge Bucardo, supuestamente en buen estado. Eso se ve muy difícil.

William Rayo lideró el resurgir de los Dantos en el último juego. Foto: Orlando Valenzuela/END

Se menciona a Roberto Artola, un abridor de 17 juegos con balance de 6-1 y 4.35 en carreras limpias, como el retador de Bucardo, en las puertas del tercer infierno. Ganar hoy a como sea, masticando piedras, es el único objetivo del Boer.

TANTO PARA TAN POCO

La cantidad de embasados Indios, sin incluir los reglamentarios de “muerte súbita”, ha sido de 18 y 18 en cada juego, una exageración para producir 9 carreras, es decir que las amenazas su multiplican y se desvanecen, igual que ocurre con los Dantos, que tienen a sus bateadores 3 y 4, Ofilio Castro y Elmer Reyes, sin poder empujar carrera, malogrando constantemente, oportunidades favorables.

El picheo de Braulio Silva ha sido de lo mejor, pero su brazo comenzó a gemir en el sexto, y fue retirado. No tuvo el Boer picheo suficiente para manejar una ventaja de 3-0. Jonrón de Renato contra Jimmy Bermúdez, y el disparado por Rayo en el cierre del noveno con uno a bordo, empataron el juego 3-3, haciendo esfumarse la victoria.

Los Indios del Bóer están a una derrota de ser eliminados del Pomares 2019. Foto: Orlando Valenzuela/END

Aquello parecía ser una burla del destino para la tribu, que perdió en el inning 11 por una línea de Rayo entre center y right con las bases llenas, que convirtió el 5-3 favorable, en un 5-6 adverso. Pobre Boer. Hay veces que las ilusiones no se cumplen y son bombardeadas por lo imprevisto. Hoy, pretende evitar la barrida. Asunto de orgullo.

UNA GRAN INTRIGA

¿Qué Bucardo veremos? En el primer juego entró con la pizarra 5-3 del lado de los Dantos, y se vio inseguro, afectado por un problema cardíaco se informó.

Se ha asegurado que su restablecimiento es completo y puede fajarse como lo hizo en Lima. Eso es lo que manejan los Dantos, pero hay que verlo. A simple vista una batalla monticular Artola-Bucardo, se inclina por el estelar de los Dantos, pero ya Braulio Silva mostró cómo se puede dominar una gruesa batería.

Entre el cuarto y el sexto, los Dantos sin hit, colocaron solo un hombre en las bases. Obviamente Bucardo va a estar bajo observación lanzamiento tras lanzamiento y “El Boricua” tendrá listo el bullpen para tratar de resolver problemas. El Boer ha utilizado 8 brazos y los Dantos 7, sin llegar a impresionar.

Sandy Moreno salió del congelador para disparar su primer hit de la serie, pero ha sido una grarantía en la defensa del campo corto, como también Bismarck Rivera en el jardín central. Las dudas sobre Bucardo, le inyectan una gran intriga a esta tercera batalla de la semifinal.