•  |
  •  |
  • END

El Sevilla, que remontó frente al Denia cuando estaba al borde de la eliminación (4-3), y el Real Madrid, que evitó la prórroga contra el Alicante con un gol de Guti en el 93, alcanzaron con apuros los octavos de final de la Copa del Rey, en los que ya no habrá ningún Segunda B, despedidos de la competición con la cabeza bien alta.

Al final, los milagros los protagonizaron los Primeras, especialmente el Sevilla, que marcó dos goles en los dos últimos minutos, y el Mallorca que anotó cuatro en otra segunda parte épica ante Osasuna, que llegó al ONO Estadi con dos tantos de ventaja.

Sevilla y Real Madrid llegaron a los segundos finales al borde de un ataque de nervios y Barcelona y Atlético no fueron capaces de vencer.

El que peor lo pasó, de largo, fue el actual campeón, el Sevilla, que llegó eliminado al minuto 89, ante el Denia, undécimo clasificado del grupo 3 de Segunda B.

En un encuentro increíble, el Sevilla creyó sentenciar su pase en media hora, con los goles del delantero brasileño Luis Fabiano y del defensa argentino Federico Fazio.

Craso error. El Denia, sin nada que perder, remontó la desventaja en el segundo tiempo por medio de José Jaime (m.52), Gregory (m.75) y Migue, de penalti (m.81).

Con nueve minutos por delante, al campeón, el mejor equipo del mundo en 2007, sólo le salvó su desesperación, la que le permitió lograr la igualada en el minuto 89, por medio del uruguayo Ernesto Chevantón, e imponerse, con un penalti ejecutado por el malí Frederic Kanouté, dos minutos después.

Tampoco fue plácido el tránsito a octavos del Real Madrid, que precisó un tanto de Guti, en el minuto 93, para evitar la prórroga ante el Alicante, otro Segunda B.

El equipo de Bernd Schuster, que en la ida necesitó un tanto de Balboa, también en los minutos finales, para evitar la derrota, volvió a verse sorprendido en el Bernabéu, en un partido que el técnico alemán ofreció a los suplentes para reivindicarse.

Y el que lo hizo fue Guti. Imprescindible en el comienzo de temporada y morador habitual del banquillo desde que fuese expulsado contra el Murcia.

Guti marcó desde fuera del área y acabó con las dudas, en un encuentro que el Real Madrid creyó controlar después de que marcase el holandés Arjen Robben (m.32), pero al que Francisco Borja, que ya marcó en la ida de penalti, dotó de un interés inesperado (m.64).

Barcelona y Atlético no temieron por la eliminatoria, pero su imagen no se vio reforzada, después de su pobre demostración contra el Alcoyano y el Granada 74.

El equipo de Frank Rijkaard, que había dejado sentenciado el pase en Alcoy (0-3), quería reforzar su ánimo después del varapalo sufrido ante el Real Madrid, pero lejos de hacerlo fue incapaz de superar a un equipo que pasa apuros en Segunda B.

El Alcoyano hizo honor al dicho que le acompaña, y tiró de moral después de que Santi Ezquerro marcase por partida doble en los diez primeros minutos. Perona, de penalti en el 69, y Arnau, en el 90, lograron un empate que le sabe a victoria al equipo alicantino.