• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Cuando despunte la serie final del Campeonato Nacional de Beisbol Superior Germán Pomares Ordóñez, este miércoles 11 de septiembre, el conjunto de León cumplirá 7 días sin estar sometido a las exigencias de un juego oficial, algo que no preocupa al timonel de los felinos, Sandor Guido, quien señaló que sus jugadores ya necesitaban un descanso.

En la etapa semifinal, León le aplicó a Matagalpa una barrida en tres juegos, siendo el último de estos el pasado miércoles 4 de septiembre; mientras que la Tribu debió recorrer el máximo de los cinco desafíos pactados contra los Dantos, por lo que solo tendrá dos días para recuperar fuerzas, antes de comenzar la batalla por el título.

“Considero que León necesitaba de este descanso, sobre todo porque fuimos uno de los equipos que más viajó. Tuvimos una serie relativamente fácil contra Matagalpa (en la semifinal), lo que ha permitido que nuestros lanzadores tomaran un poco de oxígeno, de cara a la final”, considera Sandor.

“Pero no hemos perdido el ritmo de juego, incluso, al día siguiente de clasificar entrenamos. Todos estos días hemos estado en actividad, los muchachos solo tuvieron descanso un día, por lo que considero que el conjunto está en su punto. Esta situación es similar a la que pasamos en la Liga Profesional, el equipo descansó 12 días, pero eso no nos impidió conseguir el título en cinco juegos”, aporta el timonel de los felinos.

Sandor Guido. Archivo\END

Fidencio, el primer abridor

La serie final del Pomares despunta este 11 septiembre en el Estadio Nacional Dennis Martínez, donde se darán cuatro de los siete juegos pactados. El Bóer se ganó este derecho por haber conseguido más victorias que León en la fase regular, según dio a conocer la Comisión Nicaragüense de Beisbol (CNBS).

“Eso no me preocupa, porque en la segunda ronda jugamos diez juegos fuera de casa, de los que ganamos ocho y perdimos dos. Creo que los muchachos han demostrado que también pueden ganar fuera de su patio”, explicó Sandor.

El mentor de la escuadra melenuda confirmó que Fidencio Flores será el encargado de subir a la colina en el primer desafío, mientras que Wilton López tendrá la misión de abrir el segundo encuentro.

“El tercer abridor lo escogeremos dependiendo de cómo vaya la serie”, afirmó Sandor.

Si se camina toda la ruta, Managua albergará partidos de la final el 11, 14, 17 y 20 de septiembre, mientras que en León se jugará los días 12, 15 y 18 del mismo mes.